Día 12 y a las 12... ¿La Duodécima?

Por gente irreductible como Sergio Ramos (el inventor del ‘tercer tiempo’ en el fútbol) creo cada vez más en la magia de los números. Hoy se celebra el sorteo para los octavos de la Champions, la amante fiel del Madrid (nadie más tiene, ni en sueños, las 11 Copas de Europa que reposan en las vitrinas del Bernabéu). Hoy es día 12. Y el sorteo empezará a las 12. ¿Y cuántas Champions tendría el Madrid si ganase el 3 de junio la final en Cardiff? Pues sí, ¡12! Al principio me fastidió que la UEFA hiciese coincidir el sorteo de la ronda de octavos de final con el anuncio del Balón de Oro (Cristiano, hoy es tu día). Pero al ver que los números 12 se confabulaban entendí que podía ser un nuevo guiño del destino hacia el único equipo que gana las Orejonas casi sin pretenderlo. Como dice un amigo mío: “Empezamos la competición regular y las apuestas siempre a favor del Barça y del Bayern, pero de pronto vamos pasando eliminatorias y cuando te das cuenta estás en la final. Y ya puestos... ganamos”.

Así está el Madrid, en un estado de nirvana casi permanente. El equipo llegó anoche a Japón como líder destacado de LaLiga (seis puntos al Barça son un buen colchón de seguridad), acumula la mejor racha de partidos invicto en la historia del club (35), es el vigente campeón de Europa, actual campeón de la Supercopa de Europa, tiene media docena de jugadores en la Selección de Lopetegui, hoy festejará un nuevo Balón de Oro de su megacrack y esta misma semana puede ganar el Mundial de Clubes. Tanto bueno puede empachar, pero sabe de lujo cuando ves que los rivales se limitan a decir que todo es “por la flor de Zidane”. Una conclusión tan simplista e injusta demuestra lo grande que es el Madrid. Escuece reconocerle los méritos. Los libros de Historia hablan por nosotros..