Colombianos por el mundo

El Yin Yang de James y Falcao: dos polos opuestos desde 2014

Las máximas figuras del fútbol colombiano en el último tiempo transitan por caminos distintos en los últimos tres años. Cuando el volante está bien, el delantero anda mal, y viceversa.

James y Falcao, dos polos opuestos y dos realidades distintas desde enero de 2014: cuando James está bien, Falcao anda mal y viceversa, ya no coinciden en en sus rendimientos individuales
Mauricio Alvarado Colprensa

El Yin Yang es un principio de la filosofía china que reúne dos energías opuestas que se necesitan y se complementan, la existencia de uno depende de la existencia del otro. James y Falcao, opuestos en su forma de ser y en la manera de jugar, siempre se necesitaron, siempre se complementaron, siempre triunfaron. El tema es que desde un tiempo para acá viven realidades opuestas. Cuando el volante está bien, el delantero está mal, y viceversa.

EN PORTO COMENZÓ TODO

La vida y el fútbol juntaron a James y a Falcao en Portugal. En el verano de 2010, cuando El Tigre llevaba un año en el Porto, el 10 llegó procedente de Banfield. Ahí nació la pareja más exitosa y famosa del último tiempo en Colombia. En esa primera temporada ganaron cuatro títulos: Liga, Copa, Supercopa y Europa League.

LEJOS PERO FELICES

A mediados de 2011 Radamel se fue para el Atlético de Madrid y James se quedó en el Porto, pero apareció algo que los volvió a unir: la Selección. En octubre de ese año el volante debutó en el equipo nacional de mayores y en ese primer partido contra Bolivia en La Paz se empezó a gestar el regreso al Mundial gracias al talento del 10 y a los goles del 9. Falcao, ídolo en el Atlético de Madrid, y James, figura del Porto, fueron los líderes futbolísticos de Colombia en la Eliminatoria a Brasil. 

EL REENCUENTRO EN FRANCIA

A mediados de 2013 el Mónaco, que planeaba un ambicioso proyecto deportivo, contrató a los dos estrellas colombianas. En esa primera parte de la temporada (segunda parte del año) fueron titulares, referentes del equipo y marcaron 12 goles entre ambos. De eso se benefició la Selección, que disputó los partidos decisivos de la clasificación al Mundial de Brasil con sus máximas figuras en un extraordinario nivel.

LA LESIÓN FUE EL PUNTO DE QUIEBRE

El 22 de enero de 2014 Falcao sufrió la lesión de ligamentos y ahí ambos empezaron a transitar por caminos opuestos. Ese fue el peor año en la carrera del Tigre porque se quedó afuera del Mundial y se fue del Mónaco -donde era una estrella- para llegar al Manchester United -donde fue uno más-. James, por su parte, llegó a la cima del fútbol mundial gracias su figuración en Brasil 2014 (Bota de Oro, mejor gol e integrante del 11 ideal) y a su traspaso al Real Madrid, con el que ganó el Mundial de Clubes en diciembre.

UN 2015 DE POLOS OPUESTOS

Mientras James comenzaba el año recibiendo el Premio Puskás (por el mejor gol del año en 2014), Falcao lo empezaba como suplente en Inglaterra. Así fue el resto de la temporada: el volante, ya convertido en figura mundial, exhibía un gran nivel en el Madrid, marcaba goles y su nivel era destacado en todos los medios. El atacante vivía un calvario en el United; no jugaba, no marcaba, tenía una mala relación con Van Gaal y la prensa británica estaba al acecho. A mitad de año se marchó al Chelsea pero todo siguió igual.

LA HISTORIA CAMBIÓ EN 2016 

Los papeles se invirtieron. Este es el peor año en la carrera deportiva de James y este es el año de la resurrección de Falcao. Luego de ponerle punto final a su mala experiencia e Inglaterra, Radamel regresó al Mónaco y recuperó el nivel y la confianza. Volvió a ser un delantero de reconocimiento mundial, regresó a la Selección y retornó a la élite gracias a sus buenas actuaciones en la Champions League. James, por su parte, ha tenido una temporada para el olvido con bajo rendimiento, poca figuración, escasa continuidad y muchos rumores sobre una posible salida del Real Madrid. ¡Cómo nos cambia la vida!

EN LA SELECCIÓN COLOMBIA

Desde enero de 2014, el equipo de Pékerman ha disputado 40 partidos entre oficiales y amistosos. Solo en 10 de ellos (el 25 %) coincidieron James y Falcao: amistosos en 2014 contra Brasil, El Salvador y Canadá, amistoso en 2015 ante Costa Rica, los cuatro de la Copa América de Chile y los dos recientes frente a Chile y Argentina en la Eliminatoria a Rusia 2018. "Bienvenido Tigre. Vamos a soñar juntos de nuevo", fue el mensaje de bienvenida de James que conmovió a todo el país y que ilusiona con una historia diferente para 2017.