El peor momento del Legia

Malarz. Portero. Polaco. Llegó a ser elegido mejor portero de la liga griega en 2006 con el Panathinaikos. Llegó hace tres temporadas del Belchatow y salvó al equipo de una goleada en Lisboa en el último partido de Champions. Buenos reflejos para su edad, apura su carrera.

Cierzniak. Portero. Polaco. Sin opciones ante Malarz pese al número de goles encajados en la temporada. Firmado desde el Wisla, pero sin oportunidades. Sólo jugó minutos en la previa ante el Zrinjski bosnio. Pasó tres buenas campañas en el Dundee.

Bereszynski. Lateral derecho. Polaco. Bastante duro, muchos problemas en los balones por alto, nivel discreto... Pero es indiscutible en la banda derecha. Su alineación indebida le costó al Legia la eliminación en Champions ante el Celtic en 2014.

Czerwinski. Central diestro. Polaco. Diestro, puede adaptarse al lateral derecho pero en el Legia es central desde que llegó del Pogon ya iniciada la temporada. Problemas en el juego aéreo, con la pelota se complica muy poco, y su velocidad en corto le permite llegar bien a los cruces.

Rzezniczak. Central zurdo. Polaco. El defensor con mejor desplazamiento de balón del equipo, no estuvo en la goleada del Dortmund en Varsovia en la primera jornada. Siempre a la izquierda de Czerwinski en el centro de la defensa, ahora mismo es indiscutible.

Pazdan. Central. Polaco. El central de más nivel del equipo. Hizo una buena Eurocopa. Una lesión de hombro le tiene fuera del equipo y el Legia trata de recuperarle como sea. Muy agresivo, le queda muy poco en el fútbol polaco. Segunda campaña tras llegar desde el Jagiellonia.

Hlousek. Lateral izquierdo. Checo. Zurdo, tiene poca velocidad. En el Stuttgart jugó mucho de central y también puede hacerlo de volante, pero en el Legia es el habitual lateral zurdo. Ha empezado mal la temporada, pero por ahora no parece que peligre su puesto.

Alexandrov. Centrocampista. Búlgaro. Volante derecho. Juega muy poco, aunque sí fue titular con Bulgaria hace unos días ante Francia. Arrancó la temporada como titular, e incluso marcó de cabeza en la primera jornada ante el Jagiellonia. Le perjudica el esquema sin extremos del equipo.

Kucharczyk. Centrocampista. Polaco. Buena derecha para un jugador que rinde mejor en la izquierda a pierna cambiada. Indiscutible la temporada pasada, en esta ha perdido el puesto aunque le marcó al Dundalk en la previa de Champions el gol que sentenció el pase.

Radovic. Centrocampista. Bosnio. Mediapunta de mucha calidad, es el principal factor ofensivo del equipo junto a Nikolic. Muy inteligente en sus movimientos, viene de hacer un buen partido ante el Pogon, anotando los dos únicos goles en la derrota del Legia. Regresa del Partizán.

Guilherme. Centrocampista. Brasileño. Zurdo, bastante hábil y con buen manejo de la pierna derecha, suele jugar cerca de la banda. Sin embargo, le falta físico y desaparece a menudo durante los partidos. Tiene un muy buen disparo, su gran arma.

Jodlowiec. Centrocampista. Polaco. Mediocentro defensivo de gran despliegue físico. Puede jugar como único pivote. Ahí le colocó Magiera en el último partido ante el Pogon para adelantar la posición de Ofoe. Se despliega bien al ataque y va bien de cabeza.

Moulin. Centrocampista. Francés. Llegó del Beveren belga al principio de la temporada y es pieza clave por las jugadas a balón parado. Lo saca todo: córners y tiros libres y ha generado muchos goles del equipo. Es el acompañante habitual de Jodlowiec en el doble pivote.

Odidja Ofoe. Centrocampista. Belga. Mucha movilidad y buen trato de balón para un jugador clave en el medio. Ha jugado partidos como único pivote, pero rinde mejor más cerca del área rival. Se entiende bien con Radovic pese a haber llegado sólo hace unos meses.

Hämäläinen. Centrocampista. Finlandés. Puede jugar de segundo punta o más atrás, pero en ninguna de las dos posiciones le ha rendido bien al Legia desde que llegó del Lech Poznan. Sólo un gol hasta ahora en Liga, difícil que tenga minutos en el Bernabéu.

Langil. Centrocampista. Francés. Diestro, aunque más a menudo juega por la banda izquierda. Bastante velocidad para otro de los jugadores perjudicados por el esquema sin extremos del equipo. En el fútbol belga demostró su capacidad para sacar buenos centros desde las bandas.

Prijovic. Delantero. Suizo. Potente, buen cabeceador, podría jugar junto a Nikolic, pero el sistema de Magiera de un solo punta le deja sin posibilidades. La campaña pasada tuvo más opciones, pero esta lo tiene más difícil. Titular en la derrota ante el Dortmund.

Nikolic. Delantero. Húngaro. El mejor jugador del Legia. Con 28 goles no tuvo rival la temporada pasada en la liga polaca, aunque en esta ha empezado mucho peor. Movilidad para un nueve capaz de jugar también fuera del área. Por el nivel que ha mostrado merece una salida a una Liga más poderosa. El excastillista Szalai le quitó el puesto como titular con Hungría en la pasada Eurocopa de Francia, aunque sí tuvo minutos.