El 'Caníbal' Merckx devoró la Vuelta desde Calpe

Eddy Merckx (17-6-1945, Meensel-Kiezegem, Bélgica) sólo corrió una vez la Vuelta a España. Y la ganó, claro. Era el año 1973 y a la general añadió también la regularidad, las metas volantes, la combinada y seis victorias de etapa. En la montaña se tuvo que conformar con ser segundo. El primer éxito de aquella cosecha lo logró en el prólogo de 6 kilómetros de Calpe, la misma localidad que alberga hoy la meta. Luego añadió Calafell, Ampuriabrava, Torrelavega, Miranda de Ebro y San Sebastián.

Tras varios años de intento, el organizador por fin pudo tener a Merckx en la salida. Y sobre el tapete puso todos los ingredientes para que ganara: numerosas bonificaciones no sólo en la llegada, también en puertos y sprints intermedios, y 34 kilómetros contra el reloj divididos en tres días. “Hay bonificaciones hasta en las entradas de los hoteles”, se quejó Luis Ocaña. Incluso los periódicos llegaron a publicar clasificaciones paralelas que restaban ese tiempo extra. 

El ‘Caníbal’ Merckx, que ya tenía tres triunfos en el Giro de Italia y cuatro en el Tour de Francia en su zurrón, ganó aquella Vuelta con 3:46 minutos sobre Ocaña y 4:16 sobre Bernard Thevenet. No volvió a la Vuelta. “Bueno, yo he cumplido mi papel. Me trajeron para ser segundo y eso he hecho”, dijo luego, irónico, Ocaña.