La despensa está repleta de talento

Transfermarkt es un termómetro creíble que nos habla de la revalorización o devaluación de los futbolistas en cada curso que pasa. Este verano hemos asistido a la explosión definitiva de esa guardia joven impulsada por Zidane que ha apuntalado el futuro del club casi sin que nadie lo hubiera previsto. Asensio no es el único caso. Carvajal, Lucas Vázquez, Casemiro, Morata y hasta Mariano. Todos ellos nos hablan de una plantilla excepcional, equilibrada y fiable.

Zidane, posiblemente, el día que llegue el Barça o el Atleti tirará del once de gala de la final de la Undécima en Milán que casi todos madridistas se saben de carrerilla. Pero a diferencia de otros años, en una temporada tan larga de 60 partidos habrá rotaciones, cuota de pantalla y minutos para todos. Hace dos años, Ancelotti sufrió el declive de su segundo proyecto por culpa de un banquillo inadecuado. Cuando se juntaron las lesiones de Modric y James, miraba para atrás y las alternativas eran Khedira (amotinado porque en julio se iba gratis), Illarra y Lucas Silva. Lógico que abusase de un jugador como Kroos al ver que no había alternativas de garantías. Pero en el actual Madrid de Zizou la despensa aparece llena y rica en proteínas futbolísticas. Hay alternativas paras todos los puestos y los veinticuatro jugadores tienen un nivel de 7 para arriba. Plantillón.