Temas del día Más temas
  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Argentina

28' Paulo Dybala

42' Messi

45' Paulo Dybala

47' Di María

70' Sale Pratto entra Lucas Alario

84' Sale Di María entra Gaitán

Uruguay

9' Fucile

37' Cavani

41' Giménez

57' Lodeiro

59' Sale Lodeiro entra Cebolla

69' Sale Carlos Sánchez entra Gastón Ramírez

85' Sale Fucile entra Diego Rolan

90' Gastón Ramírez

Eliminatorias

Messi pone a la Argentina más cerca del Mundial de Rusia

Volvió el crack a la Selección, se hizo cargo del equipo y le dio la victoria y el liderato en la clasificación para la Copa del Mundo
Eibar-Barcelona

Argentina
Messi pone a la Argentina más cerca del Mundial de Rusia
Nicolas Aguilera EFE

Volvió el Messi que nunca se fue. El Messi que se disfruta como un niño cuando jugaba en el potrero de Abanderado Grandoli jugar en el potrero con la camiseta de la Selección Argentina. Ese Messi primitivo, que soñaba con levantar la Copa del Mundo, renovó su contrato afectivo con su país, y volvió a divertirse y a divertir con su talento en una actución memorable. Argentina ganó con comodidad a una temerosa Uruguay porque Messi asumiño todo el protagonismo del partido.

No fue un duelo atractivo el clasico rioplatense. Más luchado que jugado porque Uruguay se paró con nueve hombres en defensa. Pero si alguien mostró la voluntad de tratar bien la pelota y mejorar el espectáculo ese fue el capitán argentino. Lideró el fútbol de su equipo y le dio la victoria con un gol que se inventó solo con una genialidad que rompió el cerrojo de defensores uruguayos. Siempre desequilibrante, lo padeció Corujo quien fue victima de su zurda cuando le hizo un tubo. Y también Fucile quien nunca pudo contenerlo. Y puso a la Argentina como lider transitorio de la clasificación para el Mundial de Rusia 2018.

El grito de Messi en el gol fue un deshago de 40 días de meditar su regreso a la Selección. Y el abrazo con todos sus compañeros la confirmación de que nunca volverá a sacarse la camiseta celeste y blanca porque la lleva bajo la piel.

Argentina propuso el juego a partir de Messi y Dybala. Manejó la pelota desde el tandem que formaron Biglia y Mascherano, siempre atentos para recuperar y ser salida rápida. Enfrente Uruguay pareció especular con el empate. Replegó sus líneas y apostó al contrataque con un solitario Luis Suarez aguardando en el área de Romero para conseguir su chance que llegó solo en una oportunidad en el primer tiempo. Tampoco fue peligroso el equipo de Tabarez en una de sus mejores armas, la pelota parada.

A la albiceleste le complicó romper el cerrojo deportivo de la defensa celeste. Intentaba penetrar con la posesión de la pelota pero tenía poca profundidad. Flojo Di Maria y poco en ataque del centro delanero Pratto, quien pivoteó en algunas bien, pero casi siempre quedó aislado del circuito de juego por la defensa charrúa.

Y el juego se fue desbijando en las infracciones. El equipo de Bauza, con apenas dos días de entrenamiento le falto pase rápido, circulación, y solo provocó peligro con un par de remates de afuera de Messi y Dybala. La mejor del delantero de la Juventus fue a los 31 minutos cuando a partir de una recuperación de la pelota de Di Maria, el atacante muy atento encontró la pelota para sacar el disparo que contuvo Muslera.

Pero el gol tenía que tener el sello de Messi. Era su partido. Y el crack controló la pelota, se detuvo, aguantó el balón se dio media vuelta y sacó el remate cruzado que por un rebote en la pierna de Gimenez la pelota que se metió en el arco de Muslera.

Argentina ganaba tranquilo a su rival. La expulsión de Paulo Dybala y se retiró llorando en su debut en la selección como titular; y la maniobra recordó el partido del debut de Messi frente a Hungría. Hasta entonces el córdobés había hecho un buen partido ofreciendose siempre para recibir, y acelerando con la pelota y entrando por la derecha para aprovechar el desequilibrio de su zurda.

El segundo tiempo, Argentina con un hombre menos obligó a modificar los planes y a retroceder líneas. Pero estaba Messi, y el crack nunca renunció a estirar el marcador. Pero también se divirtió con la pelota. Y divirtió al público con su talento. Le hizo un túnel a Corujo que fue celebrado por los hinchas en la tribuna. Y minutos después inventó otra genialidad cuando sacó un rermate de cruzado que casi se mete en el vertice del larguero de Muslera.

Argentina, con Messi como abanderado de la victoria es el lider de la clasificación para el Mundial de Rusia 2018. Y con el regreso del crack los argentinos renuevan la ilusión.