Temas del día Más temas

Villar: doble rasero para entregar la Liga

Llevo años quejándome del modus operandi que tiene Villar, eterno Presidente de la RFEF, para entregar el trofeo que acredita al campeón de Liga. Cada vez que le toca acudir al Camp Nou para dárselo al Barça cuando los azulgrana han conquistado el título (el pasado domingo antes del Barça-Betis, por ejemplo), siempre baja al césped con un entusiasmo casi adolescente.

Años atrás era con el capitán Puyol. Ahora es con Iniesta y Messi. Villar no titubea. Baja al verde como si aún estuviese en activo. Se planta en el centro del campo como si fuera Busquets y les entrega la copa de la Liga con una felicidad indisimulada. Agarra el trofeo como si fuese el jugador número 12 del Barça. Diríase que se siente partícipe de él. Y razón no le falta. Quizás hayan influido los 19 penaltis a favor de los que gozaron los culés en la pasada edición liguera. Vean en la imagen con qué entusiasmo da la Copa a Iniesta y Messi. La cara es el espejo del alma. Un hombre feliz...

Sin embargo, qué curioso, el Madrid ha ganado tres Ligas en la última década y no ha habido manera de verle en la misma tesitura. Ni en 2007, ni en 2008, ni en 2012. En la Liga del Clavo Ardiendo aprovechó el primer partido de Liga (un derbi triunfal ante el Atleti, 2-1) para darle al capitán Raúl la Liga embutido en la protección palaciega del Palco del Bernabéu (ver foto pequeña). La afición le silbó al oír su nombre por megafonía, pero sólo los seguidores de esa zona pudieron verle...

En 2008, erre que erre. Y en 2012, ídem de ídem. Era la Liga de Mourinho y Cristiano. La de los récords de puntos (100) y goles (121). Última jornada. Camuflado en el Palco, le dio el trofeo a Casillas y a Ramos. Eso no evitó una nueva pitada por su reiterada incomparecencia en el pasto sagrado de La Castellana. Por cierto, tampoco bajó al césped del Calderón y se quedó en el Palco a darle a Gabi la Copa de campeones del Atleti en 2013. A Villar lo que le va es el Camp Nou. Y no disimula...