JUEGOS OLIMPICOS | NATACIÓN

Katie Ledecky hace historia: oro y récord mundial en 800 libres

La estadounidense se lleva para casa el récord de ser la única mujer, junto a Debbie Meyer en México 68, en ganar tres de las cuatro disciplinas del estilo libre:

Katie Ledecky hace historia: oro y récord mundial en 800 libres
ESTEBAN BIBA EFE

Peleó como ella acostumbra a hacer, demostrando que ha llegado a estos Juegos en una forma asombrosa y que su carácter le ha permitido pasar a la historia de la natación y del deporte español. Mireia Belmonte cerró sus brillante competición con un cuarto puesto en los 800 libre y una marca que atestigua que nadó mejor que nunca: 8:18.55, récord de España. Se quedó a dos segundos y 18 centésimas del bronce, lo que hubiera significado convertirse junto a David Cal en la deportista española con más medallas olímpicas.

Mireia salió decidida, por la calle 8, con tal de no quedarse sin referencias rápidamente. Su acelerón inicial, que la colocó tercera hasta el ecuador de la prueba, anuló a la australiana Ashwood, una de sus rivales, que iba por la calle 7 y perdió comba. Por delante, Katie Ledecky nadaba una vez más contra la historia: en el primer 100 (57.98) ya aventajaba en más de un segundo a sus rivales. Mientras la estadounidense fraguaba su récord del mundo (8:04.79), por detrás se dirimía una bonita batalla por las medallas.

Mireia pasó por el 400 más rápida en la propia prueba de 400 del domingo, cuando quedó apeada de la final (4:08.14). Por las calles 2 y 5, Jazzmin Carlin y Boglarka Kapas le seguían el pulso a la badalonesa, que mantenía sus parciales de 1:02 o 1:03 en cada 100. A partir del 500, la británica adelantó a Mireia, que siguió sin decaer. Largo a largo, las diferencias por las medallas fueron aumentando, sobre todo el paso del 500 al 700, en el que fue de un segundo más lento para la nadadora de la UCAM. Esta desaceleración le costó pelear por una medalla que, de haberlo conseguido, habría sido sorprendente y de un mérito incalculable.

La carrera de Mireia le valió para batir el récord de España y para cerrar unos campeonatos magníficos, inolvidables, más incluso que los de Londres por la trascendencia de su figura y por la manera en la que ha afrontado las tres finales. Y por su edad. Ledecky es otra historia. La estadounidense logró su cuarto oro, al que hay que sumar la plata del 4x200 libre. Y además se lleva para casa el récord de ser la única mujer, junto a Debbie Meyer en México 68, en ganar tres de las cuatro disciplinas del estilo libre: 200, 400 y 800. Ledecky es ya a la natación mundial lo que Mireia es a España.