JUEGOS OLÍMPICOS 2016 | EL PERFIL

Klishina: “No soy una conspiradora nazi”

Darya Klishina tiene el salvoconducto para los Juegos de Río: hace dos semanas, la IAAF admitió a la saltadora al considerarla limpia.

0
Klishina: “No soy una conspiradora nazi”
AFP

La heredera legítima de Maria Sharapova (también suspendida para Río por dopaje con meldonium) no es precisamente una espectacular tenista, sino una saltadora de longitud no menos espectacular o explosiva que Sharapova. Es Darya Igorievna Klishina: Tver, 15-1-1991, residente desde 2013 en Bradenton, Florida, EE UU.

Después del controvertido Mundial de Moscú, en 2013, Klishina, que había sido campeona de Europa en pista cubierta (tiene un mejor salto de 7,05 metros), antes de una lesión en el pie, pasó a entrenarse en Bradenton con el técnico británico Loren Seagrave, dentro de un grupo de élite en el que también se incluye la estadounidense Tianna Bartoletta. Precisamente esa residencia en la Academia IMG de Bradenton es lo que ha dado a la celestial Klishina el salvoconducto para los Juegos de Río: hace dos semanas, la IAAF admitió a Darya al considerarla limpia de sospechas de dopaje, dado que sus controles fuera de competición no pasaron desde 2013 por el siniestro Laboratorio de Moscú.

Pero, como en el caso de la mediofondista Stepanova, la luz verde de la IAAF no salió barata a Klishina, cuya página de Facebook se llenó de insultos procedentes directamente de Rusia. “No soy una traidora a la patria ni una conspiradora nazi”, tuvo que responder Klishina, antes de agregar: “Sería feliz si el TAS diera vía libre al atletismo de Rusia”, reiteró Klishina antes de insistir: “Insultarme y llamarme traidora a la patria, no me parece correcto. Me encuentro bajo presión y una creciente atención. Ahora, mi situación es mucho peor”.

En el caso de la imagen de Klishina se da una circunstancia excepcional: después del tenista japonés Kei Nishikori y la propia Sharapova, la saltadora rusa era a principios de 2016 la tercera imagen deportiva con más proyección de venta y mercadotecnia en la cartera o portfolio de la empresa IMG, incluso por delante de Garbiñe Muguruza. Eso era hasta comienzos de año. Muguruza creció tras Roland Garros, pero la baja de Sharapova mantiene a Klishina en el podio.