Temas del día Más temas

BARCELONA

Vietto sigue siendo prioridad de Barca para el ataque

Luis Enrique ha instado al director deportivo que busque un delantero que se adapte a las exigencias. Vietto es uno de los que más convence.

El Barcelona sigue pendiente de mejorar su nómina de atacantes. Con el Tridente, Leo Messi, Luis Suárez y Neymar como gran referencia y copando la mayoría de minutos, Luis Enrique tiene en mente darle una vuelta de tuerca a la plantilla y ha instado a Robert, director deportivo del club, que busque un delantero que se adapte a las exigencias. Luciano Vietto es uno de los que más convence, dada su capacidad para adaptarse al sistema de juego del equipo, así como las intenciones que tiene de salir del Atlético de Madrid, equipo en el que no encontró estabilidad.

“Gusta mucho”, dicen desde la dirección deportiva. “Tiene cosas muy buenas e interesantes”, prosiguen. “Le puede dar al equipo una alternativa siendo el juego del Barça mucho más beneficioso para él que el del Atlético”, afirman con rotundidad. Las charlas con el entorno del jugador hace tiempo que están en marcha, aunque no llegaron a agitarse. Robert, con la salida de Sandro al Málaga, cuenta con la presencia de Munir en la plantilla, que también es del agrado de Luis Enrique. Además, Vietto es un futbolista que tiene muy controlado desde hace muchos años el director deportivo; siempre fue un asiduo a El Madrigal, campo de Villarreal, estadio en el que el atacante demostró su calidad nada más aterrizar de Argentina.

A Luis Enrique le gustaría tener a su disposición a toda su plantilla (excepto los que les corresponden vacaciones o están concentrados para los Juegos de Río) a partir del día 19. Se intuye complicado, aunque en los despachos trabajan con intensidad: Vietto es una prioridad para el ataque.

Munir cumplió bien con su rol

La pasada temporada no fue sencilla para Munir. Con dorsal profesional, el atacante madrileño quiso hacerse con un hueco en los planes de Luis Enrique, pero no le fue del todo sencillo. Comenzó con muchas expectativas y cuando se lesionó Messi entró en juego. No acabó de arrancar y se generaron dudas que trató de aplacar Luis Enrique. Luego, con la llegada de la Copa, Munir comenzó a hacer goles (cinco) y fue cogiendo confianza. Participó en partidos de Liga y logró también tantos importantes (cuatro). Ahora sabe cuál es su rol en el equipo. Se podría valorar alguna cesión, aunque eso no acabará de concretarse hasta que el equipo haya cerrado todas sus fichas.