Adeus Seijas

Luis Manuel Seijas, para que se vaya acostumbrando al portugués, es preciso decirle Adeus o Adiós, porque la familia santafereña fue a despedirlo con cariño y testimonio de agradecimiento.

Seijas correspondió con un gol, un pase gol y gestos conocidos de entrega y compromiso con el equipo. La pancarta que en oriental mostraron los hinchas decía "Gracias SEIJAS" y allí está fotografiada la expresión de todos sus seguidores.

Leyendo la lista de jugadores que presentó el Santa Fe, era fácil deducir que los tres volantes y, coincidencialmente, la cuota extranjera llevaría el peso del juego y sobre todo la cuota de gol porque era claro que el pelado Palacios no respondería a ese papel.

De hecho cada uno de los tres volantes consiguió gol: Omar Pérez en soberbio remate aprovechando un rebote en el horizontal. Gómez rematando cruzado y Seijas con zurda acomodando un remate inacabable para Duque.

De ñapa, Gordillo -un volante típico de primera línea- acomodó un remate fuerte, abajo al rincón para señalar el camino de la victoria clara. Los cuatro goles conseguidos por cuatro volantes liberan de preocupación a Alexis sobre las limitaciones de sus delanteros imberbes y sin experiencia.

La línea defensiva está cohesionada y segura, y aunque Fortaleza con el ingreso de Salazar para el segundo tiempo mejoró e intentó jugar delante de la línea de pareja de zagueros centrales santafereños, no pasó de ser un acto de buenas intenciones.

Fortaleza quiere jugar bien. Se nota que la idea es clara, pero sin profundidad queda igual a Santa Fe, en el asunto de los delanteros. La diferencia, al menos esta vez, radicó en los volantes del cardenal.

Partido limpio, entretenido, con el juez Roldán sufriendo el karma de contar con el juez Clavijo, el mismo que le hizo perder el Mundial en Brasil. Pero no hubo reto alguno para el árbitro.

Y Seijas con el 10 y Pérez con el 20, demostraron que el gol nada que ver con los números. Lo consiguen los capacitados y atrevidos para rematar.