Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Torneo Águila

El niño que atormenta a los grandes del Torneo Águila

Hernández, goleador del Ascenso con Pereira, se propuso hacer 14 goles en el semestre; no tenía guayos para su debut. “Ya tengo seis pares", cuenta.
América-Millonarios

PereiraActualizado a
El niño que atormenta a los grandes del Torneo Águila
Colprensa

A don Néstor Hernández le sobra paciencia, tolerancia, solitario corre por las canchas en procura de hacer cumplir la ley; es el único que nunca terminará aplaudido tras un partido, pero suele recibir agravios y alaridos; es árbitro de fútbol aficionado, y entre semana, “se rebusca en la casa vendiendo pulpa de fruta”, cuenta su único hijo, y añade: “es muy aburridor verlo pitar, pero él lo hace por las necesidades del hogar”.

Don Néstor también fue amateur como futbolista, delantero zurdo goleador. “Era impresionante, no sé por qué no llegó a la profesional, lo tenía todo”, apunta nuevamente su primogénito. Don Néstor se propuso que su hijo diestro, también tuviera habilidades con la izquierda.

“Luego de que él terminaba los partidos, se quedaba jugando conmigo. Me ayudó a perfeccionar la técnica y me corrige lo que hago mal; es el crítico más sincero que tengo”, reconoce el número 10 del Deportivo Pereira y a la vez, goleador del Torneo de la B. “Me lo propuse desde que iba a empezar el Torneo, dije que iba a ser el goleador en este semestre, me tracé hacer 13 o 14 goles y confío en que mis compañeros me ayuden para ello”.

Juan Camilo Hernández Suárez (22 de abril de 1999) es un niño con actitud de experimentado. De estatura baja, tiene los ojos rasgados y siempre ha tenido la cabeza rapada, por ello, desde muy chico lo apodan ‘Cucho’, debido a sus semejanzas físicas con el mediocampista argentino Esteban Cambiasso.

El ‘Cucho’ risaraldense, es ágil, provisto de una generosa técnica individual, genera amplitud por derecha y también cae al área para finalizar las jugadas; tiene fuerza y personalidad. “En el segundo tiempo, Sebastián Viáfara me pegó tres patadas, pero para jugar esto, no hay que tener miedo de enfrentar al que sea, los golpes los recibo en cada partido y las palabras siempre están y más en un clásico”, comentó Hernández en relación al juego del pasado lunes frente al América en el Ramírez Villegas.

 Hernández, apenas con nueve partidos como profesional, ya ha anotado 8 goles para el líder solitario del Torneo del Ascenso; también lo quiso hacer el lunes frente al América, pero sus tres claros disparos se le fueron cerca de los palos. “Los estudiamos bien, nos jugamos una final”, añadió sobre el choque con los ‘escarlatas’.

Todo ha sido vertiginoso en su vida. El pasado 22 de febrero en su debut frente al Quindío, su compañero Fernando Batiste debió prestarle un par de guayos, “los que tenía no me ayudaban para el terreno, pero ahora tengo seis pares y el patrocinio de Nike. Todo llega por la buena actuación, no puedo decir que me sobran ofertas, pero sí han llegado. Mi deseo es hacer buenas actuaciones con el Pereira, ascender y luego, lo que se venga. Dios me tiene destinado a buenas cosas”, cerró, el niño que atormenta a los grandes en la B.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?