Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
BogotáActualizado a

Millonarios sigue en la tarea de encontrar la formación para convertirse en un Buen Equipo. Por lo pronto son sanas y necesarias intenciones. Su derrota por dos a cero ante Fortaleza dejó varias observaciones.

No está Millos capacitado para correr y correr como lo hizo Fortaleza. Desde el principio los dirigidos por Nilton Bernal, impusieron su condición de velocidad por encima de otra consideración. Por eso se apreciaron cantidad de anticipaciones, dejando a los jugadores azules sin balón. No podían controlarlo y menos utilizarlo.

En ese vértigo de ir y venir, los locales eran más rápidos, disponían de intuición y fueron cancelando las posibles salidas del rival. Y eso que en la complementaria, Maxi Núñez puso a disposición de algún volante espacio para intentar por el lateral.

El asunto fue tal, que vieron amarillas, Blanco, Robayo, Carrascal, trabajadores de la zona de volantes, mientras a Estrada no se le ocurrió hacer pausa, tranquilizar el juego y tocar la pelota para descomprimir la presión de Fortaleza. A eso habría que agregar que Vikonis en el desespero, regresó a los saque largos sin ningún aprovechamiento para los delanteros. Hablando de estos, Manga Escobar y su compañero de lateral, Quiñonez, estuvieron totalmente perdidos.

Fortaleza tuvo en cambio un muy buen jugador en Kevin Salazar, apenas con veinte años, quien orientó a su grupo para generar contragolpes y poner a sufrir a la pareja Cadavid y Henao, quienes en la etapa inicial facilitaron las acciones de los dos goles rojos.

Mientras el técnico Israel no encuentre el mejor diseño para jugar, Millos seguirá en ese vaivén no solamente de resultados, sino de juego. Un día animan a creer en un futuro positivo y otro como pasó en esta derrota, generan incertidumbre en sus hinchas. En El Campin parece más ordenado y capaz de imponer condiciones. Lo curioso es que en Techo, dentro del perímetro urbano de Bogotá, se extravíen los papeles. Lo mejor, indudablemente fue el trabajo colectivo de Fortaleza y la calidad del pelado Kevin para leer e interpretar el fútbol.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?