Marlos sobre su mentor: "Soy un hijo adoptivo para Leonel"

Nacional vs DIM

Marlos sobre su mentor: "Soy un hijo adoptivo para Leonel"

El juvenil tiene un pasado que lo liga al DT del DIM, quien aprovechó que lo conoce para controlarlo el juego de ida. Los protagonistas hablan de su relación. Marlos, por el desquite.

Medellín

El saludo entre Leonel Álvarez y Marlos Moreno antes del juego de ida de la semifinal de la Liga II-2015 no fue un gesto de simple cortesía. En ese espacio hubo afecto, gratitud y admiración, así el fútbol los pusiera a rivalizar con un clásico como marco.

"Cuando Marlos fue a saludarme le dije: 'Es la primera vez que no quiero que jugués bien, y te voy a mandar a hacer doblajes'. Él es un muchacho que quiero mucho, es como mi hijo", contó DT tras la victoria 1-0 en los primeros 90 minutos.

Y 'Leo' cumplió lo que prometió. Al juvenil no se le vio en toda su dimensión, en gran parte porque el técnico sabe de memoria sus movimientos. Fue él quien lo ayudó a dar pasos más firmes en el deporte en la Escuela de Fútbol Leonel Álvarez.

"Lo conozco supremamente bien y sé para dónde engancha. Yo lo traje de Santo Domingo -sector de Medellín- cuando tenía 8 añitos, porque junto a Eladio (Tamayo) lo fuimos a ver jugar y creímos en su capacidad", agregó Álvarez el jugador sensación del Verde.

Para Moreno, en contrastes, ese primer sorbo de la semifinal DIM-Nacional no le dejó un buen sabor. Se encontró con un planteamiento diseñado para anularlo y apagarle su chispa.

"Él me estudió mucho. Estuve en su escuela y obviamente me conoce bien, eso al final influyó", comentó Moreno, quien llegó a Nacional por recomendación de Eladio Tamayo, amigo de 'Leo' y quien está a cargo de su escuela.

En medio de la frustración que le causó perder el clásico 287, el juvenil dijo señaló sobre su relación: "Se puede decir que soy como un hijo adoptivo para él". Y eso lo confirma el propio DT, quien valora todo lo que está viviendo el extremo este semestre.

"Estamos muy contentos por él. Lo vimos crecer y se le preparó para que siguiera estudiando, siendo buen hijo y buen hermano. Hoy contamos con un gran ser humano y un gran futbolista", agregó Álvarez, quien le dio crédito a los formadores de Nacional y a Reinaldo Rueda por "creer" en Marlos.

El desquite del pibe

Si bien tiene mucho que agradecerle a su mentor y lo ve como un padre, Marlos no ocultó que en el primer duelo padeció la marca recia, en especial de Andrés Mosquera.

"Estuve bien referenciado y hubo un par de patadas que me metieron, que eran para amarilla. Nosotros no tuvimos esa capacidad de meter como ellos lo hicieron. Pero eso ya pasó, hay que pensar en lo que viene", opinó el atacante.

Asimismo, reconoció que "la hinchada de ellos también pesó. Además, me taparon la línea de pase, aunque por ratos traté de encarar y solucionar".

El paisa, de 19 años, dejó la caída del jueves y dice que no ve lejana la posibilidad de remontar para quedarse con el tiquete a la final, pese a que Nacional va salir con "la necesidad de un conseguir el resultado".

"Perdimos por la mínima diferencia, pero esperamos sacar un buen marcador para pasar. Hay que plantear bien el partido y seguir trabajando. Sabemos cómo juega Medellín, y este partido será diferente", apuntó Moreno.

Por su parte, Leonel expresó que en medio de risas que "no tendremos buena relación con Marlos el domingo, ese día no le deseo suerte", pues el padre adoptivo y el hijo putativo tienen en juego sus sueños y el anhelo de levantar la copa el 20 de diciembre.

0 Comentarios

Normas Mostrar