Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

POLÍTICA

Qué es el “Pacto en La Picota” y por qué ha generado tanta polémica

El término fue utilizado por Federico Gutiérrez para criticar la controversial propuesta de Gustavo Petro sobre el “perdón social”.

Gustavo Petro, candidato presidencial.
Colprensa

Juan Fernando Petro, hermano del candidato presidencial Gustavo Petro, se reunió recientemente con el exsenador Iván Moreno Rojas, quien está condenado por el ‘carrusel de la contratación’, uno de los escándalos de corrupción más graves que ha tenido Bogotá en sus últimos 20 años. Esta reunión le ha producido ‘dolores de cabeza’ al aspirante presidencial, debido a que sus rivales políticos aseguran que el líder de la Colombia Humana estaría buscando votos en las cárceles.

Ante este complejo panorama, Petro concedió una entrevista a la emisora W Radio en la que explicó el porqué de la visita de su hermano a Moreno en la cárcel La Picota, sitio en el que el excongresista está recluido. Durante la conversación, el candidato del Pacto Histórico afirmó que algunos políticos involucrados en corrupción han tratado de comunicarse con gente de su campaña para manifestar que están dispuestos a ser constructores de “perdón social”.

“Él no es narco, es parapolítico, fue corrupto. Está en un proceso muy interesante desde el punto de vista personal. Lo que Iván Moreno nos ha sugerido es ser constructores del perdón social, eso se está discutiendo en las cárceles”, expresó Petro al medio citado. Además, aseveró que no fue él la persona que pidió reunirse con Moreno, sino que desde la cárcel han tratado de contactarlo para iniciar un proceso de justicia y reconciliación.

“El pacto en La Picota”, la frase de Federico Gutiérrez

Los argumentos de Petro no han sido suficientes para los demás aspirantes a la Presidencia de la República, quienes insisten en que el objetivo del dirigente político es obtener votos de “corruptos”. Uno de los cometarios que ha sido tendencia ha sido el del candidato de Equipo por Colombia, Federico Gutiérrez, quien utilizó un juego de palabras para referirse a la polémica: “Terminó siendo ‘histórico’ el Pacto en la Picota”.

Sergio Fajardo, de la Coalición Centro Esperanza, aseveró que el único objetivo de Petro es conseguir más votos para promover su campaña, sin importar de dónde vengan estos. “En medio de esta correría me entero que el hermano de Petro va a la cárcel para hablar con Iván Moreno, gran corrupto de nuestro país, y la explicación es el ‘perdón social’: carreta, está buscando votos con corruptos”, comentó en un video el exalcalde de Medellín.

Íngrid Betancourt, del Verde Oxígeno, también se refirió al tema y señaló que la propuesta de Petro incentivaría a los colombianos a cometer delitos: “El perdón social es una argucia para comprarle votos a los corruptos, a cambio de impunidad. Es lo que llamamos ‘venderle el alma al diablo’. ¿Cómo explicar que una propuesta tan descarada, no le abra los ojos a la ciudadanía y no despierte una sanción social?”.

Petro aclara qué es el “perdón social”

Petro habló en sus redes sociales de este tema para tratar de explicar de mejor manera a qué hace referencia cuando utiliza la expresión “perdón social”. “El perdón social es social. Sin perdón no hay reconciliación. Si el país ha vivido décadas de violencia, la única manera de saldar las heridas es a partir de un inmenso perdón global”, comentó el también exalcalde de Bogotá, quien además indicó que este proceso implica una verdadera justicia reparativa.

Asimismo, el representante del Pacto Histórico dejó en claro que en caso de llegar a la Casa de Nariño en 2022 no dará libertad a las personas involucradas en casos de corrupción. “El perdón social no es impunidad, es justicia reparativa. El perdón social no es encubrimiento, es un proceso de verdad histórica. El perdón social no es ni jurídico, ni divino, es un perdón terrenal de la ciudadanía. El perdón social no lo ordena el presidente, sino la sociedad”, agregó.

Finalmente, sostuvo que el concepto no ha sido creado por él y atestiguó que fue propuesto inicialmente por el filósofo francés Jacques Derrida. Sobre la idea de crear más cárceles en el país, la cual ha sido mencionada por otros aspirantes presidenciales, comentó: “Lo que necesitamos es más universidades que cárceles, más esferos y libros que fusiles, más inteligencia que bombas. Por llenar el país de cárceles es que terminan llenando el Estado de corruptos”.