CELEBRACIONES

Día de las velitas: origen, significado y por qué se celebra el 7 de diciembre

El encendido de velas, que marca el inicio de las festividades navideñas, suele realizarse durante la noche del 7 de diciembre.

0
Día de las velitas: origen, significado y por qué se celebra el 7 de diciembre
COLPRENSA COLPRENSA

Con la llegada del mes de diciembre, vuelven múltiples celebraciones y festividades tradicionales a los hogares colombianos, las cuales caracterizan a uno de los meses más fraternos del año. Con motivo de la temporada navideña, las familias tienden a reunirse para llevar a cabo actividades como las novenas, entregas de regalos, celebración del fin de año y la llegada de los Reyes Magos en enero. Sin embargo, una de las jornadas más esperadas es la noche de velitas, la cual se llevará a cabo este martes 7 de diciembre.

El día de las velitas en Colombia generalmente se celebra durante la noche del 7 de diciembre, en donde los ciudadanos acostumbran a iluminar las calles con velas y faroles, mientras que en el cielo se pueden apreciar shows de fuegos artificiales y pirotecnia. Sin embargo, en algunos lugares del país y del mundo, esta celebración se lleva a cabo en la madrugada o a lo largo de la jornada del 8 de diciembre, día festivo en Colombia.

En esta oportunidad, al igual que en los últimos años, las autoridades hacen un llamado a los colombianos a disfrutar de la festividad sin hacer uso de la pólvora en sus hogares. "Para disfrutarlo en familia, por favor no permitan ninguna manipulación de pólvora a menores de edad. Que sea un día para celebrar y no para lamentar.", sostuvo la alcaldesa de Bogotá, Claudia López

Origen y por qué se celebra el día de las velitas

Si bien son varios los colombianos que acostumbran a hacer parte de la tradición del día de las velitas, cabe resaltar que el origen de esta celebración es de índole religioso, pues nace de la creencia católica. Todo inició en el año de 1854, cuando el Papa Pío IX proclamó de manera oficial que Jesús había sido concebido por María por obra y gracia del Espíritu Santo, luego de que por varios años se cuestionara dicha versión por importantes personalidades de la historia como Nestorio, patriarca de Constantinopla.

Una vez el Sumo Pontífice confirmó que el hijo de Dios fue concebido sin pecado y por obra del Espíritu Santo, los creyentes de la iglesia católica realizaron celebraciones masivas en el mundo, pues el anuncio del Papa Pío IX se hizo con miembros de la comunidad eclesiástica de todo el mundo. Así mismo, se eligió el 8 de diciembre como fecha de conmemoración de la Inmaculada Concepción.

Por otro lado, se cree que la tradición del encendido de las velas, se debe a que la noche anterior y durante el día de la declaración de la Inmaculada Concepción, los feligreses del mundo encendieron velas y antorchas para celebrar la fecha, y luego las nuevas generaciones de católicos mantuvieron la celebración.

Por lo tanto, tanto la noche de las velitas como el festivo del 8 de diciembre, se rinde tributo a la figura de la Virgen María, uno de los pilares de la fe católica en el país. No obstante, muchos ciudadanos ven en esta fecha un momento de espiritualidad para agradecer por el año que está próximo a terminar y para pedir deseos con cada vela encendida. Por su parte, según destaca el portal Colombia.co, en algunos lugares del país como Medellín, Villa de Leyva (Boyacá) y Quimbaya (Quindío), esta fecha se celebra con mayor fervor, pues se convierte en un atractivo turístico.