MOVISTAR-AS

"La palabra reinvención debe ser una constante en la vida", Óscar Córdoba en el primer Movistar Talks - AS y Movistar Empresas

El histórico arquero de la Selección Colombia compartió en el Movistar Talks con Diario AS y Movistar Empresas la forma cómo el fútbol se ha adaptado a los retos de la nueva realidad y el mundo híbrido, en una conversación cercana para los clientes de Movistar Empresas.

0

El 2020 cambió el rumbo del mundo, retándonos de manera personal y a las empresas a generar un cambio obligado hacia el mundo digital, a valorar las herramientas tecnológicas que nos permiten trabajar de manera remota y cumplir con los objetivos de nuestras empresas y vidas. Sin embargo, la presencialidad sigue aportando valores fundamentales en el entorno laboral como el contacto interpersonal, la socialización y colaboración. Ahora iniciaremos una nueva fase: el mundo híbrido, algo que para Óscar Córdoba desde hace tiempo venía sucediendo en la vida y el fútbol.

"El fútbol estaba preparado, pero no lo teníamos tan interiorizado. En lo personal me tocó vivirlo hace mucho tiempo. En la final de Copa Libertadores, Carlos Bianchi, nos llevó a una sala donde tuvo la oportunidad de presentarnos un video donde nos mostraba cómo pateaba cada jugador de Palmeiras. La data estaba en el fútbol, ese trabajo híbrido siempre ha estado en las empresas, la gente se llevaba su computador personal para la casa, el trabajo lo estábamos llevando desde hace tiempo a casa, no sabíamos a qué nivel que ya es otra cosa", afirmó Óscar Córdoba.

El mundo híbrido es un concepto a través del cual las empresas aprovechan lo mejor de ambos escenarios: el trabajo en casa y una presencia física en las oficinas. No hay un único plan que encaje en todas las empresas ya que esta posibilidad está ligada a la definición de procesos internos y reglas propias que permitan un escenario ideal que combine productividad y flexibilidad. Aquí es clave el rol del líder quien, según el arquero campeón de América con Colombia en 2001, debe ser inspirador para que lo sigan en sus ideas, tal como lo hizo Francisco Maturana.

"Para ser líder es importante poder inspirar, si no inspiras es complicado que la gente te crea y vaya detrás de ti. Con Maturana tengo algo especial, considero a Pacho mi papá futbolístico, siempre que tuve la oportunidad de trabajar con él aprendí mucho y me enseñó dos frases. Como vivo juego y dirijo mi profesión. Ya llevó 13 años retirado y sigo con mi rutina: me levanto por la mañana, entreno, me alimento, no solo el cuerpo, sino también lo que leo que me permite crecer y eso me enseñó Pacho, una persona que me inspiró y me llevó a creer en él en el momento de encarar la Copa América (…) Cuando tienes la oportunidad de escuchar a tus jugadores, de entender sus frustraciones y necesidades, entiendes hasta donde los puedes llevar, eso es un buen líder".

Óscar se refirió a los distintos líderes que pueden existir dentro de un equipo de fútbol para ayudar a conseguir los objetivos, el trabajo del capitán no es solo por figurar, sino que también debe aportar desde el ejemplo.

"La gente cree que ser capitán es solamente ponerse la banda en el brazo, salir en la foto y tirar la moneda. Pero el líder también es el que llega primero al comedor, el que se va de último, el que observa. Cuando se sienta a comer un líder, lo hace en el punto en el que pueda ver a todos y desde ahí observar si tomó café, comió fruta o no se alimentó. Eso le permite generar un mapa mental de lo que puede pasar dentro del grupo".

Finalmente, destacó el mayor aprendizaje que consiguió con líderes como Bianchi y Maturana. "Me queda la transparencia, puedo mirar a las personas a los ojos en cualquier momento. Los valores son fundamentales, tanto Bianchi como Maturana manejaron eso con las personas que dirigían. Eso es lo más bonito que uno puede encontrar. Ser transparente en mis cosas".

Córdoba en el Movistar Talks - AS y Movistar Empresas