Temas del día

COPA LIBERTADORES

Nacional de Uruguay, del lado del "pueblo colombiano"

El técnico y un jugador del equipo uruguayo hablaron del miedo y la tensión que tuvieron en Pereira en el previo del partido ante Atlético Nacional.

El partido del pasado miércoles entre Atlético Nacional y Nacional de Uruguay estuvo a punto de no jugarse por las protestas, violencia y la difícil situación social que se vive en Colombia desde finales de abril. El equipo uruguayo no sintió las garantías de seguridad para salir hacia el estadio Hernán Ramírez Villegas de Pereira y le comunicó a la Conmebol que no saldría del hotel para jugar. "Sin justicia no hay fútbol", decía una pancarta de manifestantes a las afueras del sitio de concentración.

El juego, que estaba inicialmente programado para las 9:00 p.m., horario local, se terminó jugando una hora después por la presión de la Confederación con la pérdida de puntos para los uruguayos si no se presentaban al encuentro. También hubo versiones de una supuesta descalificación del torneo. El plantel dirigido por Alejandro Cappuccio no tuvo otra opción y finalmente disputó el encuentro en la capital risaraldense. 

"Traté de darles tranquilidad, era difícil, hay que estar acá para vivirlo. Había mucha gente en las afueras del hotel que fue sacada con gases lacrimógenos, camiones con agua chorro, gente con palos y con algunos escudos. Todo eso hizo que aparte del ruido los jugadores no pudieran descansar bien, que generaran tensión, que las familias en Uruguay tuvieran miedo de que sucediera algo. Somos un equipo grande, nos hicieron jugar, vinimos a jugar, pero todo lo que pasó es gravísimo", dijo Cappuccio en la rueda de prensa tras el empate 0-0

Solidaridad con el "pueblo colombiano" 

El entrenador no se fue del estadio sin antes enviar un mensaje a toda Colombia, además señaló que los manifestantes que estaban afuera del hotel le expresaron que la protesta no era en contra de ellos ni con la intención de que se sintiera amenazados. 

"Déjeme saludar al pueblo colombiano que nos hizo saber que nosotros no éramos el problema, el único tema es que el fútbol, al generar tanta tensión, es un factor con el que la gente se puede expresar por la difusión que tiene. Lo que sí creo es que debemos cuidar más al jugador que es el verdadero actor de este deporte", comentó.

Gonzalo Vega, delantero del Bolso, también habló por la misma línea de su técnico, entiende la protesta social y la lucha de muchos colombianos.

"Pasaron muchas cosas antes del partido, había mucha incertidumbre, no sabíamos qué estaba pasando, pero jamas le dimos la espalda al pueblo colombiano y entendemos su situación", expresó Vega.