ROLAND GARROS

De Galán, sin miedo a Djokovic: "Para mí es un partido más"

Daniel Elahi Galán jugará este sábado contra Novak Djokovic en la tercera ronda de Roland Garros después de ser repescado de la qualy y ganar dos partidos.

Diego Elahi Galán, DE, como le llaman por las siglas de sus dos nombres, se enfrentará este sábado en la tercera ronda de Roland Garros, nada más y nada menos, que al número uno del mundo, Novak Djokovic. El de Bucaramanga fue repescado de la fase previa, en la que cayó en tercera ronda contra el suizo Laaksonen, para cubrir una de las tres bajas que se produjeron en el cuadro masculino antes de empezar el torneo. Y está claro que aprovechó su oportunidad. En primera ronda ganó al británico Norrie en cinco sets y en la segunda, al estadounidense Sandgren en tres. Ahora le llega un encuentro que él, sin miedo, califica como "uno más". "Es un rival más. Seguramente tenga alguna debilidad, no lo sé", dice con gallardía.

El caso es que la historia de DE Galán es una de las más comentadas en el torneo. Fue su hermano, Xando, que le acompaña en este campeonato en lugar de su habitual entrenador, su padre, Santos ("Está bien que descanse, porque para él es duro tanto viaje todo el año, aunque me apoya en la distancia", dice Diego), el que sacó la papeleta con su nombre en el sorteo para decidir qué jugadores de la qualy entraban en el sorteo (los otros fueron Marc Pollmans y Jason Jung, ya eliminados). "Fue un poco chistoso, yo estaba piedra por haber perdido en la qualy y me salió la suerte esta vez", comenta Galán, que le pide ayuda cuando necesita apoyo en los partidos. "Le suelo decir que me anime más, porque cuando te fallan las piernas o la cabeza, viene muy bien que alguien te empuje un poco, le pedí que me hablara, no que me dijera qué hacer". Ahora tiene confianza en sus posibilidades:  "Es primera vez que gano partidos en un Grand Slam, pero venía haciendo las cosas bien, eso me ha dado confianza. Empiezo a ganar más partido que antes no ganaba y contra rivales de más nivel y eso me da confianza. Me motiva para seguir trabajando, creciendo, aprendiendo. Lo logrado es por trabajo y disciplina, tengo potencial para llegar lejos".

DE, de 24 años y 153º del mundo, es el primer colombiano que llega a la tercera ronda de París desde Santiago Giraldo en 2012 y está en una posición con la que soñaba: "Sabía que si entraba de esa forma tenía que aprovechar la oportunidad, que no todo el mundo puede hacerlo. Estaba algo desanimado por haber perdido la 'cuali' pero tenía que recuperar las buenas sensaciones y volver a competir".