TOUR DE FRANCIA

Nairo: "Nos tocará hacer una alianza colombiana algún día"

El ciclista del Arkéa habló en rueda de prensa en el primer día de descanso del Tour de Francia y confirmó el poderío que ha presentado el Jumbo Visma en la primera semana.

0

Nairo Quintana es quinto en la clasificación general del Tour de Francia a 32 segundos del líder Primoz Roglic. El ciclista del Arkéa Samsic habló con honestidad de sus posibilidades, de lo que viene en las dos próximas semanas y del tiempo perdido en la novena etapa.

El boyacense tuvo una gran etapa el pasado sábado cuando se subió el Peyresourde, además mostró cualidades al sprint y en el descenso en el que fue mano a mano con Roglic. Sin embargo, en la etapa nueve varios factores jugaron en contra y perdió once segundos. La alianza con Rigoberto Urán en el descenso y el plano, no permitió que la ventaja de los punteros fuera más grande. 

Por esto y  la experiencia en Peyresourde, Nairo hizo una invitación a sus compatriotas, "nos tocará hacer una alianza colombiana si algún día se presenta y se puede hacer de esta manera", dijo.

¿Qué pasó en la novena etapa?

"No es agradable cuando pierdes tiempo. Mucho más tampoco tenían los rivales. Voy en cara a lo que tienen Roglic, Pogacar y el mismo Egan y disfrutar del trabajo de ellos e ir a rueda hasta donde nos puedan llevar". 

¿La pelea por el título será entre Eslovenia y Colombia?

"Sí, eso es lo que ahora mismo dice en el papel y los resultados. Vamos a ver qué pasa pero lo ideal es que Colombia esté ahí. Así como ellos en Peyresourde se aliaron (Roglic y Pogacar) y yo fui adelante y no quisieron cambiar, igualmente nos tocará hacer una alianza colombiana si algún día se presenta y que se pueda hacer de esta manera".

¿Cómo se siente para las dos semanas que vienen?

"Vamos bien. Tenemos que seguir gestionando muy bien el cuerpo para evitar caídas, gastos o malgastos dentro de algunas etapas y poder estar siempre en la subida. Las carreras cada vez son más rápidas y cuando se llega a los puertos hay mucha fatiga y debemos gestionar muy bien. Vamos a ver hasta dónde llegamos, queremos llegar al podio y seguimos preparándonos día a día para intentarlo. Esperamos poder tener suerte y evitar caídas, no solo mías sino de todo el equipo porque eso no es nada favorable".

En las primeras etapas el pelotón guardó fuerzas...

"Aunque trate uno de guardar, cada día es un desgaste. Ya se comenzará a ver el fondo de cada uno. A unos les cobrará más que a otros, pero vienen etapas muy exigentes, esperamos qué puede pasar que de nuestra parte no sea mal, que sean jornadas positivas y evitando también hacer fatiga para estar preparados para las etapas de montaña".

¿En qué momento se va a poder atacar al tren del Jumbo?

"Hay que ver los momentos. En los otros días en el equipo Jumbo y si lo quisiera hacer el Ineos, ellos no van a dejar mover a nadie. Tenemos que ver si se puede si no se puede. Qué vas a hacer cuando tienes cinco corredores adelante y cinco atrás, es lanzar una bala al aire y que te caiga en la cabeza. Hay que ver los momentos y aprovecharlos. A veces en la televisión se ve más fácil de lo que es. No es tan fácil".

¿Cómo se explica su gran octava etapa y luego ceder tiempo en la novena?

"Pudo haber sido un pequeño descuido de comida, la falta de Diego, un día que no fue tan bueno, pero son 11 segundos y no una minutada. Debemos de estar tranquilos. El cuerpo de un día para otro no se puede volver malo a no ser que haya una enfermedad y no la tengo. Seguimos optimistas".

¿Qué cree que ha cambiado en este Tour?

"Creo que han cambiado muchas cosas, han llegado jóvenes muy fuertes, con muy buenas condiciones, han llegado muy bien. Ha habido cuatro días en los que no hemos ni parado a orinar. Tenemos que adaptarnos a este nuevo ciclismo. Con Valverde decíamos que no es posible que a la velocidad a la que vamos, vaya tanta gente. En otros años iríamos cinco no más. Tenemos que adaptarnos. No somos máquinas, pero casi y eso cambia muchísimo la forma".

¿El Jumbo está tan fuerte como parece?

"Están verdaderamente fuertes. Están fuertes y más de lo que se piensa. Tienen un gran tren y cuando arrancó Pogacar, tampoco lo dejaron ir tan lejos. No fue más lejos que Roglic. Es un tren fuerte así como el del Ineos años atrás. Seguramente el Ineos no lo ha mostrado porque no ha visto la necesidad de hacerlo, pero tengan por seguro de que lo hará cuando toque. Cada uno espera para mover sus fichas y mi equipo no es eso y hemos perdido a uno de los corredores importantes. Debemos ver de qué forma podemos salir beneficiados".

¿Qué hará en las etapas de montaña de esta segunda semana?

"El día que tenga las piernas seguramente aprovecharé. Espero que llegue ese día y poderlo hacer. Son 32 segundos y los equipos rivales están muy bien. Veremos a ver qué puede pasar. Espero que el día que tenga buena sensación la pueda aprovechar".