TOUR DE FRANCIA

Nairo, el sprint y su nivel, al ascenso en el Tour de Francia

El colombiano del Arkéa fue cuarto en la etapa que terminó en Orcières-Merlette en donde superó a Julian Alaphilippe en un embalaje en ascenso.

Ya la historia del Tour nos recordaba aquella hazaña del español Luis Ocaña en Orciéres-Merlette el lugar que siempre será en el que venció a un extraño Eddy Merckx. En esta montaña, por donde también pasó un Napoleón Bonaparte decidido a la conquista, el Tour 2020 tuvo su primer final en alto. La montaña decepcionó un poco, solo un poco.

Cuarta etapa del Tour, todos apenas se acomodan, hay un líder que no está sólido, tal vez no valgan la pena los ataques largos. Esos por los que el aficionado siempre ruega. Por ahora, tendrá que acostumbrase a los embalajes en ascenso a 100 o 200 metros de la meta. Como el de este martes.

En ese sprint, además de Roglic, que venció, otra vez con autoridad en este tipo de llegadas, hubo otro protagonista. Nairo Quintana llegó en el cuarto lugar, se abrió camino como Ewan en la tercera fracción, y llegó en velocidad mano a mano con Martin y Alaphilippe. Fue el mejor colombiano de la etapa.

Esa explosividad es otra de las facetas del colombiano. Normalmente se le ve en puertos largos, tendidos con ataques de más de tres o cuatro kilómetros. Pero el Nairo que se puso una camiseta verde en un ataque en plano en la Vuelta a España 2019 no deja de sorprender. El ciclista del Arkéa consiguió adaptarse a una situación de carrera muy dada para los europeos y respondió de la mejor manera.

Quintana comenzó el 2020 con sendas victorias en Provence y los Alpes Marítimos tras haber participado en los campeonatos nacionales de ruta en Boyacá. La pandemia, el accidente y su retiro en el Dauphiné generaron dudas, pero el boyacense va en ascenso.

Egan y el Ineos

Egan Bernal lo ha hecho bien. Dijo al iniciar el Tour que sus dolores en la espalda seguían y podría ser la razón por la que no se atrevió a más en la cuarta etapa. Sin embargo, su equipo siempre guarda una estrategia que podría ser la del menor desgaste en la primera semana, también teniendo en cuenta el estado de su jefe de filas. Así mismo, el Jumbo no ha querido ceder nada.

En el último ascenso, cuando Van Aert se quedó en el camino, el equipo inglés tenía todo para seguir tirando, pero un arrancón de Kuss y Roglic dejó atrás el tren de Kwiatkowski y Castroviejo que acompañaban a Egan.

Chaves y Rigo

Esteban Chaves ha llevado de forma inteligente estas primeras cuatro etapas del Tour. El ciclista del Mitchelton hace su trabajo con Adam Yates, pero no renuncia a estar entre los mejores de la prueba con perseverancia y estrategia.

Por su parte, Rigoberto Urán es el mejor del EF, que desde el inicio lo nombró como capo. Su equipo lo lleva y él hace el resto cuando queda solo con los favoritos. Se mantiene y está con los mismos 17 segundos que separan a Egan, Nairo, Chaves y Superman del líder Julian Alaphilippe.