REAL MADRID

Así avanzan las obras del Bernabéu desde adentro

En este vídeo, al que ha tenido acceso As, se puede ver que las obras del Santiago Bernabéu avanzan a gran ritmo también por dentro. La mayoría del césped levantado.

El Bernabéu sigue imparable. Si ya de por sí las obras en el exterior marchan a toda velocidad con la instalación de las nuevas torres que sostendrán la futura cubierta retráctil, ahora la novedad pasa por el acelerón que FCC, constructora encargada de la reforma, está dando al interior del recinto. En las imágenes a las que ha tenido acceso AS se puede comprobar que ahora mismo está levantado casi la mitad del césped, así como la gradería lateral que da al Pase de La Castellana, al igual que la tribuna cubierta del mismo sector. El terreno de juego está plagado de grúas excavadoras y de camiones que continuamente entran y salen cargados de tierra y de escombros.

No hay que olvidar que están quitando toda la sillería anterior (las famosas butacas azules) dado que en el ambicioso proyecto se pretende mejorar la comodidad de los aficionados y para ello disfrutarán de nuevos respaldos y de un espacio más ancho y confortable para sentarse. Asimismo se contempla que los laterales y las primeras filas han sido quitadas literalmente (hay filas enteras que son solo escombros), dado que por abajo el club ha aprobado la instalación de una estructura retráctil, que permitirá cambiar el césped entre partido y partido y modificar la superficie a utilizar para que el Bernabéu pueda convertirse en un lugar para celebración de eventos, conciertos, congresos y cuantas citas puedan imaginarse ante el revolucionario modelo de piso que se va a instalar. Ello supondrá una importante fuente de ingresos extrafutbolísticos. Ese césped retráctil ya se utiliza por el Schalke en el Veltins Arena de Gelsenkirchen, donde Raúl triunfó durante dos temporadas (2010-12).

Las obras van a toda mecha tanto por dentro como por fuera, hasta el punto de que algunos aventuran que para inicios de 2022 ya podría estar finalizada, casi un año antes del plazo previsto inicialmente. Que el Madrid vaya a jugar seguramente lo que resta de año 2020 en Valdebebas ayudará al club a acortar plazos en la plasmación del gran proyecto extradeportivo del Real Madrid en el siglo XXI.