EUROPA

Entrenar niños en cuarentena: Colombiano lo hace en Austria

Carlos Ramírez Tichy dirige infantiles y juveniles en Viena. La pandemia del coronavirus paró las prácticas pero fue una oportunidad para estar más unidos que nunca.

Austria es uno de los 10 países europeos con más casos de coronavirus, actualmente supera los 10.000. A pesar de ese número, también es uno de los que mejor actúa para frenar la pandemia, tiene a la fecha 128 muertes, una cifra muy por debajo en comparación a naciones como Italia con más de 12.000, España (más de 8.000), Alemania (más de 700), Francia (más de 3.000), Reino Unido (más de 1.700), Suiza (433), Países Bajos (más de 1.000), Bélgica (705) y Turquía (214).

Esta emergencia sanitaria ha llevado al gobierno austriaco a parar todo el deporte en conjunto, ya sea en campo abierto o indoor, los parques fueron cerrados. Solo se permite el ejercicio para grupos con un máximo de 3 personas, todas separadas por dos metros de distancia. Las escuelas de fútbol entraron en receso, entre ellas Susa Soccer Academy Vienna, que cuenta con 130 niños y jóvenes desde los 4 hasta 16 años.

"Al principio la gente lo tomó muy suave, tuve una reunión de padres de familia y les comuniqué que el deseo del club era continuar. Luego las cosas cambiaron en cuestión de dos días, la Federación canceló todas las ligas juveniles por decreto, el gobierno tomó medidas y también fue cancelada la profesional. La situación es grave y en este momento no sabemos hasta cuándo van a estar estas medidas de precaución", dice Carlos Andrés Ramírez Tichy, director técnico con licencia UEFA y gerente deportivo de este club vienés.

Este entrenador colombiano de 34 años, quien emigró a Viena en 2001, habló con Diario AS sobre cómo el Covid-19 lo llevó a buscar alternativas para entrenar a sus jugadores en tiempos de cuarentena. Las prácticas virtuales son diarias, todas las categorías las hacen y es una forma para que los niños se mantengan en contacto con esa "segunda familia", como él llama al club. Además nos cuenta un poco de su historia y el porqué un bogotano, graduado también de economista, lucha desde hace 7 años para ser un técnico top de inferiores en el fútbol austriaco.

¿De qué trata el proyecto Susa Soccer Academy Vienna?

Somos un club internacional, la mayoría de nuestros niños son de las Naciones Unidas, aquí en Viena está una de las sedes más grandes de esa organización. Tenemos 130 niños de 40 nacionalidades, hay de todo el mundo, de todas las religiones, de todas las razas. Queremos enviar un mensaje de alegría y deporte.

El club lo creó un irlandés y yo me uní tiempo después (2015), ahora somos socios y manejamos todo. Estamos en la liga vienesa de inferiores, tenemos equipos masculinos desde sub 10 hasta sub 16, y en femenino uno sub 13 y otro sub 16. La escuela de formación empieza a los 4 años.

¿Cómo nació la idea de entrenar online a todo el club, por qué no esperar unas semanas para hacerlo nuevamente en campo?

Decidimos buscar una alternativa porque no queríamos parar como club, queremos que los niños sigan entrenando, que estén en contacto con sus compañeros. Además buscamos que los entrenadores sigan trabajando porque esta es la única fuente de ingreso que tienen muchos de ellos.

¿Cómo se están desarrollando estos entrenamientos, por dónde los hacen, quién está al frente…?

Nuestro club tiene 130 niños y tenemos 10 entrenadores. La idea se me ocurrió y lo hablamos con los técnicos de cada categoría. Cada uno entrena a su equipo en línea. En YouTube estamos haciendo el canal para subir todos los ejercicios. El próximo paso es buscar una plataforma más segura, potente y confiable, hemos tenido problemas técnicos.

La idea es dar a los niños un mensaje positivo para que hagan ejercicio, la movilidad en casa es casi nula, pero necesitamos entrenar. Somos una familia y con esto podemos interactuar, hablar entre todos, movernos un poco. Por ahora estos entrenamientos son internos, solo para nosotros, pero la idea es hacerlos públicos más adelante para que otros niños, jóvenes o escuelas puedan usarlos.

¿Qué estudios técnicos tiene, por qué dejó la economía para enseñar fútbol en categorías menores?

Yo tengo la licencia UEFA B con la que puedo dirigir hasta cuarta división. Luego viene la UEFA A y después la UEFA Elite Youth. Yo me quiero quedar en inferiores, mi idea es concentrarme en la formación de jugadores, esa es mi vocación.

Los niños le dan a uno lo mismo o quizás más de lo que uno da. Ellos sueñan, no tiene influencias externas, se esfuerzan, no tienen miedo. Trabajar con ellos es muy bonito, el nivel de energía que tenemos es especial. Entrenar niños es lo más lindo que me ha podido pasar en la vida.

¿Cuál es el mensaje o la enseñanza para los niños y jóvenes de su club en el día a día?

El fútbol para mí es la mejor escuela para la vida, les enseña a tener dedicación, los obliga a trabajar en equipo. Mi mayor labor es enseñar los valores que trae el deporte. En este momento creo que el mundo tiene que reflexionar y cambiar la manera en que estamos viviendo. Hay que entender que la idea es trabajar en equipo, con solidaridad. Ahora en el club estamos haciendo un comité de padres para ayudar en casos sociales, ayudar a la gente que no tiene un trabajo, todos vamos a apoyar.

La sociedad está hecha por equipos y no por individuos. Quiero enseñarles que tienen que trabajar fuerte y no lo pueden hacer solos. Aquí hay que formar personas, profesionales sacaremos 2, 3, 4 o 5, pero el 98% restante tiene que forjar una personalidad, ser trabajadores humildes, entender los principios de la interacción social a través del fútbol.

¿Cuál es la diferencia entre el fútbol colombiano y su formación, con la del austriaco?

El fútbol en Colombia es innato, los jugadores se hacen en las calles, en el barrio, se vive con pasión, hay mucho talento. Acá en Austria no es tanto, jugar en la calle es prohibido, los niños que juegan lo hacen en clubes, todo está documentado, hay registros de todos los niños, nadie está por ahí suelto.

Acá el modelo era correr mucho, tocar poco la pelota, mucho estado físico, pero faltaba encarar, el ingenio, faltaba técnica. Ahora se está cambiando un poco, el Red Bull Salzburgo está haciendo un trabajo increíble y eso ha generado que se mejore la forma de trabajar en el país. En Viena los clubes profesionales son manejados por personas grandes, de 70 años o más, hay poca innovación, son poco abiertos a las nuevas ideas.

¿Le gustaría algún día trabajar en Colombia?

Me gustaría buscar un vínculo donde se pueda llevar entrenadores austriacos a Colombia y traer jugadores colombianos, algo así como un intercambio. Esa es una idea que quiero para el futuro. También me gustaría ayudar socialmente a niños con pocas oportunidades para que tengan una oportunidad de venir a probarse en el deporte.

***

Todos, contra el Coronavirus

Siguiendo estas recomendaciones prevenimos la propagación del Coronavirus (COVID-19) en nuestro país: 1. Lávate las manos con frecuencia, 2. No saludes a la gente con besos o apretones de mano, 3. Si toses, cúbrete la boca con el codo flexionado o con un pañuelo desechable, 4. Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca, 5. Si tienes fiebre o dificultad para respirar, busca atención médica, pero llama primero a la línea 123, 6. Sigue las indicaciones de las autoridades locales y nacionales.

Y recuerda, ¡quédate en casa!