TOUR COLOMBIA 2.1

Brandon Rivera: "Me gustaría ir al Tour de Francia con Egan"

El nuevo corredor del Ineos habló con AS Colombia del reto que comienza en su carrera, de su amistad con Bernal y sus objetivos con la escuadra inglesa.

Tiene solo 23 años pero habla con madurez. Es un joven de esos precoces a los que él mismo admira y a los que adjudica el momento del ciclismo colombiano en el mundo. Es Brandon Rivera, el nuevo corredor del mejor equipo del mundo, actual campeón panamericano de contrarreloj y gran amigo de Egan Bernal.

Siempre piensa cada respuesta y sorprende con su inteligencia. Solo ha estado un par de meses con el Ineos, corrió los nacionales de Boyacá y ahora disputa el Tour Colombia en su primera competencia oficial como escuadra con una nómina con cinco ciclistas latinoamericanos dirigida por Xabier Artetxe.

Brandon Smith Rivera se suma a los debutantes del World Tour en el 2020, año en el que Colombia tiene más representantes en la máxima categoría del ciclismo mundial. 22 ciclistas, entre ellos seis que estarán por primera vez. Junto a Rivera, Harold Tejada con Astana, Camilo Ardila con UAE Emirates, Juan Diego Alba y Einer Rubio del Movistar y Santiago Buitrago del Bahrein McLaren.

De acuerdo con Artetxe, entrenador de los latinos del Ineos, el zipaquireño se ha adptado de la mejor forma al equipo, “estamos positivamente sorprendidos, su adaptación al equipo ha sido muy buena, se ha integrado muy bien desde el campamento de entrenamiento que tuvimos en Mallorca e hizo buenos nacionales tanto en la CRI como en la élite y estamos muy contentos con él”.

Rivera habló con AS Colombia de sus comienzos, de su amistad con Egan, de sus días con el Ineos, de lo que le dejó el ciclomontañismo , de sus días difíciles en Europa, sus sueños y objetivos con el equipo inglés.

¿Cómo han sido sus primeros días con el Ineos?

“Ha sido una bonita experiencia, en Colombia ya vamos adaptándonos a la estructura, a lo que es el equipo, a su filosofía y me siento feliz de seguir aprendiendo y aplicarlo en la bicicleta, lo mejor ha sido el trabajo en equipo que es clave para poder conseguir los resultados y creo que estoy en el mejor lugar, quiero estar abierto a escuchar, quiero aprender y seguir creciendo como deportista”.

¿Qué lo ha sorprendido del Ineos?

“La organización y que cada persona tiene su rol y que ese rol es muy importante a la hora de conseguir un resultado. No solo hablo de los corredores sino de los directores técnicos, mecánicos, masajistas, fisios y la persona que está en Inglaterra en el computador ayudando siempre”.

¿Qué fue lo que el ciclomontañismo le dejó para su carrera?

“La berraquera. El ciclomontañismo te da ese aprendizaje de mantenerte en el límite y en una carrera eso es lo más importante y también aprender a sufrir en la bicicleta. Se aprende a tener mucha más habilidad, saber qué debes hacer en cada situación, aprender a bajar, a tomar las curvas. Me acuerdo de mi primera experiencia en Europa que es muy diferente bajar en ciclomontañismo que en ruta porque en el primero la rueda de la bicicleta es más gordita y la de la de ruta es más delgadita y me confiaba mucho de la de la ruta y me caía. Hay que saber ubicarse muy bien porque la bicicleta de montaña te perdona muchos errores y en la de ruta un error puede ser fatal”.

¿Por qué cree que el Ineos se fijó en usted?

“Soy un corredor muy completo, puedo apoyar al equipo cuando lo necesite y tengo que seguir trabajando porque la experiencia se gana en competencia”.

Brandon y Egan, amistad de corazón

Rivera y Bernal se conocen desde niños. Egan es un año menor que él, pero siempre compartían entrenamientos en Zipaquirá cuando la señora Martica los llevaba a las salinas a montar en bicicleta. Luego pasaron a la Fundación Mezuena en donde terminaron de formarse antes de pasar a la ruta.

¿Qué significa estar en el mismo equipo con Egan?

“Para mí es gratificante y un orgullo poder estar en el mismo equipo. Crecimos juntos y quiero seguir aprendiendo al lado de él porque ya lleva cinco años de profesional y trato de estar a su rueda. Lo mejor es que la pasamos muy bien, nos reimos mucho, nos chanceamos en las concentraciones y eso también es divertido. El tiempo se va rápido y es chévere. Él es el más serio y yo el más chistoso”.

¿Cuál es el momento que más recuerda de su amistad?

“La historia que vivimos en Europa cuando él estaba en el Androni y yo estaba en Mónaco. Aunque estábamos lejos pasamos por situaciones similares. Los dos estábamos solos, aguantando frío, lejos de la casa y otras circunstancias negativas que nos marcaron, pero al mismo tiempo nos hicieron fuertes. Siempre hablábamos y nos contábamos todo, como ‘uy parce me está pasando esto y uy marica a mi también’, entonces en eso nos entendíamos mucho y uno le daba ánimo al otro”.

¿En qué carreras quisiera acompañar a Egan?

“El equipo va a mirar como me comporto en el pelotón, pero ojalá pudiera estar en el Tour de Francia con él”.

La nueva camada del ciclismo colombiano

Rivera cree que hay un factor ha permitido que ciclistas jóvenes puedan tener la oportunidad de llegar a Europa más rápido. El corredor del Ineos admira a los corredores que han podido lograr el sueño de estar en un equipo World Tour y también confiesa las carreras que le gustaría ganar.

¿Qué es lo que hace diferente a los ciclistas colombianos que llegan a Europa?

“La mentalidad. Somos más profesionales desde chicos. Todo llega a su tiempo, pero desde pequeños queremos hacer las cosas de la mejor manera y eso junto a las oportunidades que nos llegan ha hecho que ciclistas jóvenes estén llegando lejos”.

¿A qué ciclista admira?

“A todos los ciclistas. Desde el que está en nuestro equipo hasta el que sale todas las mañanas a pedalear tiene un mérito por su disciplina, ganas de salir adelante y sufrimiento en la bicicleta porque no es fácil ser ciclista”.

¿Cuál es su sueño?

“Aún no lo he definido. Todos los días van apareciendo sueños nuevos. El primero ya se cumplio que era correr con un equipo grande. Quiero aprender, buscar mi posición y creo que soy más corredor de una semana, me gustan las clásicas, entonces sería chévere ganar alguna de esas como la París Niza o las clásicas de Italia”.