FÚTBOL COLOMBIANO

Dimayor se niega a negociar peticiones de Acolfutpro

La Asociación de Futbolistas Profesionales señala que mantienen la "vocación de diálogo" o la otra opción es "la protesta pacífica y organizada".

Jorge Enrique Vélez, presidente de la Dimayor, que se niega a negociar las peticiones de Acolfutpro.
Colprensa Colprensa

Acolfutpro (Asociación de Futbolistas Profesionales de Colombia) hizo pública la respuesta de la Dimayor con respecto a la carta de peticiones dirigida a esta institución y a la Federación Colombiana de Fútbol con el fin de convocar a una negociación para mejorar las condiciones laborales de los jugadores.

"Hemos pedido formalmente al Ministerio de Trabajo su intervención para que convoque a la FCF y Dimayor y los exhorte bajo los apremios legales a negociar, con Acolfutpro, nuestras peticiones; del mismo modo, manifestamos públicamente la indeclinable vocación de diálogo y la expresa intención de llegar a un acuerdo serio y vinculante", expresa la Asociación de Futbolistas, que exige la revisión del calendario de competiciones, los horarios de los partidos, mayor protección en el trabajo, el apremio de moderar el régimen disciplinario y la minuta única de contrato de trabajo, entre otros factores.

"Las sugerencias que emanen por parte de la organización que ustedes representan, como las de cualquier persona natural o jurídica a nivel nacional o internacional, podrán ser recibidas para su correspondiente estudio, pero no pueden ser entendidas con un carácter vinculante o definitivo. En ese sentido, debe ser claro que las directrices que son de obligatorio cumplimiento provienen de las autoridades deportivas a nivel internacional, y de la legislación nacional aplicable", dice la carta firmada por Jorge Enrique Vélez, presidente de la Dimayor, la cual termina con que "no es posible dar curso favorable a su solicitud".

Carta de la Dimayor en respuesta a Acolfutpro.

Carta de la Dimayor en respuesta a Acolfutpro.

Tras la respuesta de la Dimayor, Acolfutpro ratificó su vocación de diálogo y agregó: "instamos a la Dimayor y la FCF a negociar las condiciones de empleo, so pena de dejarnos como única opción apelar a la protesta pacífica, organizada y enérgica para demandar el respeto a nuestras justas peticiones". Por esto ha surgido la posibilidad de un paro de jugadores ante la tensa situación, mientras que la FCF de momento no se pronuncia sobre las peticiones radicadas el pasado 11 de septiembre.