GIRO DE ITALIA

Esteban Chaves: "Esto me muestra que no estoy acabado"

El ciclista bogotano habló tras su triunfo en la etapa de este viernes del Giro de Italia. Reiteró que "los sueños sí se cumplen". 'Chavito' está de vuelta.

Una mononucleosis infecciosa afectó a Esteban Cháves durante la última temporada. El 2018 no salió como lo esperaba, atrás quedaban los éxitos deportivos de años anteriores, especialmente su gran desempeño de 2016 cuando fue segundo en el Giro y tercero en La Vuelta. Esta edición 2019 de la carrera italiana era el punto para un renacer... Y así sucedió este 31 de mayo en San Martino di Castrozza. El puerto de segunda categoría abrazó al colombiano.

Visiblemente emocionado tras ganarle a Andrea Vendrame y Amaro Antunes, el ciclista del Mitchelton-Scott habló con la televisión internacional sobre la victoria, el significado de ganar su quinta etapa en una gran vuelta (tercera en el Giro) y el nuevo impulso que toma su carrera a partir de hoy.

El momento del ataque final: "Tuvimos que atacar muchas, muchas veces, y esa última subida era como la vida; tú tienes que mantenerte, seguir tratando, haciéndolo, peleando, atacando, porque no es una victoria solo para mí, es para mi equipo, para mi familia, para todos los amigos que me han apoyado y que han estado a mi lado en este par de años".

¿Es una revancha por todo lo que ha pasado?: "100%, esto me muestra que puedo hacerlo, me muestra que no estoy acabado, me muestra que lo puedo seguir haciendo por mucho tiempo".

Dedicado a su familia, amigos y en especial al hermano: "Muchas gracias a todos los que me han ayudado. Quiero enviar un saludo muy grande a mi familia, a la Fundación Esteban Chaves, a los que han trabajado a mi lado. Quiero enviar un saludo muy grande a mi hermano que ayer cumplió 22 años (…) Te invito a que sigas luchando porque un día vamos a estar acá los dos. Esto que está pasando hoy es la muestra que los sueños sí se cumplen".

Su frase de vida (Los sueños se cumplen): "Lo que pasó hoy es el ejemplo de eso, no solo en la subida. Las personas que estuvieron conmigo saben lo que significa esto. Los invito a todos, a los niños, a los jóvenes, que sigan luchando y soñando. Los sueños sí se cumplen".

Lo duro que vivió el año anterior y la alegría que tiene hoy: "No me lo imaginaba, hace un año en la etapa 19 luchaba por mantenerme en el grupo de los sprinters. Es el resultado de todo el trabajo que hemos hecho con mi familia, como me ha soportado el equipo, como la Fundación ha estado conmigo, como mis amigos me han ayudado. Es un peso que se libera, lo importante es que nunca hay que rendirse. Hay que atacar, atacar, atacar, porque nunca sabes cuando todos se quedan y tú puedes llegar victorioso a la meta. Ganar una etapa del Giro es especial, estoy muy contento".