BRASIL

Armero sale de Alagoano por indisciplina, 'Manga' es multado

Pablo Armero fue apartado de la plantilla del Alagoano por indisciplina. Andrés 'Manga' Escobar y Cristian Maidana fueron multados con 20% de sueldo

CSA Oficial

El equipo brasileño informó que el defensor colombiano no continuará. "Se decide apartar al jugador después de un acuerdo amistoso entre las partes", dice el comunicado.

La corta etapa de Pablo Armero en el Centro Sportivo Alagoano de Brasil terminó. El equipo informó que el colombiano no continuará vistiendo sus camisteta por los actos de indisciplina del pasado fin de semana.

Armero se fue de fiesta con Andrés 'Manga' Escobar y Cristian Maidana que recibieron un castigo menos drástico. Tendrán que pagar una multa del 20 por ciento de su salario, según el comunicado del equipo.

"El Centro Sportivo Alagoano comunica que, después de que el club conociera los últimos hechos con los atletas Maidana, Manga Escobar y Pablo Armero, tomó la decisión de multar a los tres atletas en un 20 por ciento, y apartar a Pablo Armero de la plantilla después de un acuerdo amistoso", dice el comunicado.

Este martes el equipo se había pronunciado y por medio del presidente del Consejo Deliberativo que la institución no aceptaría la indisciplina de ninguno de sus integrantes.

El lateral llegó en marzo, solo había estado en cuatro partidos en el año y había quedado fuera de la convocatoria del CSA para el partido ante el Inter de Porto Alegre. La última vez que jugó fue el 12 de mayo ante el Avaí. Por su parte, Escobar ha marcado 2 goles en once partidos y sigue con la recuperación de una lesión muscular. 

Armero se disculpa

Después de conocerse la noticia, el defensor se disculpó con un mensaje en su cuenta de Instagram en el que publicó una foto con el siguiente mensaje: "Las personas son veloces para juzgar a los demás pero lentas para corregirse a sí mismas".

También indicó que nunca irrespetó a su equipo, "me gustaría disculparme con la afición y con todos en el CSA. Desafortunadamente las cosas no salieron de la forma que la gente esperaba, pero dejo mi agradecimiento a todos los que creyeron en mí.

También quiero dejar claro que en ningún momento irrespeté al club y su afición, y que en todo momento di lo mejor para defender esa camisa. Somos seres humanos y desafortunadamente no tuve una segunda oportunidad para poder probar mi valor para el equipo".