DIM | OCTAVIO ZAMBRANO

"Nosotros pondremos el fútbol y la gente el marco"

El técnico del Deportivo Independiente Medellín, Octavio Zambrano, habla de la final de la Liga Águila II - 2018 ante el Junior de Barranquilla

Colprensa

El técnico del Deportivo Independiente Medellín habló sobre la responsabilidad que tiene su equipo de remontar el marcador ante el Junior.

El buen momento del DIM: "Sin duda que hace doce partidos el equipo entró en un momento difícil pero durante los entrenamientos y las reuniones que tuvimos y los partidos que jugamos nunca sentí que este equipo fuera débil. Siempre lo sentí fuerte. Aún sin ganar partidos. Desde el comienzo vi un grupo dispuesto y capaz para estas circunstancias. Estaba totalmente convencido así como lo estoy ahora de que podemos revertir el marcador".

El papel del equipo en la final: "Nosotros tenemos que poner el fútbol y el marco lo pone la hinchada. Ella está convencida de que tiene en este equipo un grupo que no se ha dado por vencido y que hará lo humanamente posible para ganar el título. Creo que habrá emociones de los dos lados, pero debe primar la inteligencia porque piernas y corazón vamos a tener. Este tipo de marcadores se pueden revertir en 10 minutos o 90 minutos. Ese es el trabajo más importante en este momento, saber hacerlo".

Ánimo del equipo: "La espiritualidad es manifiesta todos los días en este equipo. Cuando nos reunimos antes de cada sesión siempre tenemos un momento en el que nos conectamos con algo espiritual. No significa que todos somos católicos o cristianos o de una religión en sí. Pero sí hay un momento en el que apelamos a algo superior sea como usted quiera llamarlo. El rosario es un regalo de un grado de fe inmenso porque quien me lo dio lo hizo con esa fe y por eso lo valoro. Cada uno tiene su manera de conectarse con algo que va más allá de lo que uno es corporalmente y lo respetamos".

El partido de Barranquilla: "Nosotros en referencia al partido de Barranquilla hicimos el análisis de lo que sucedió. Lo hablamos abiertamente, entendimos que los errores cometidos fueron lecciones para nosotros. Uno tiene que dejar atrás el pasado y no se puede hacer más. Nuestro equilibrio tiene que estar presente en los 90 minutos que tengamos que jugar. Cuando este equipo ha mostrado vulnerabilidad es cuando no hemos tenido equilibrio".

Corregir errores: "En Barranquilla no pudimos manejar la situación pero los jugadores son seres humanos, la sangre y la adrenalina fluyen por las venas y aveces creen que pueden resolver una situación. Esas son lecciones que el deporte le da a uno y tenemos tiempo para corregirlas. No creo que se vuelvan a repetir los errores que cometimos".