Temas del día Más temas

Míchel y ese 2% que cree en el Rayo

Nadie dijo que el regreso a Primera fuera fácil. El camino del Rayo está siendo sinuoso y las curvas se volverán aún más pronunciadas los tres próximos kilómetros: Barça, Villarreal y Valencia. Con la vista puesta en el hoy (tiempo habrá para el mañana), Vallecas se prepara para recibir al conjunto azulgrana, un grande entre los grandes. Un enemigo al que sólo han podido doblegar cuatro veces en su historia, tres de ellas en casa y dos con un común denominador: Míchel. Aquel 2002 fue mágico. El 20 de enero, los goles de Bolic y De Quintana obraban el milagro: 2-1. Manzano alineó al Niño en su once. Meses después, un 7 de diciembre y con Fernando Vázquez a los mandos, Azkoitia hizo el 1-0 que les permitió repetir la machada. Míchel volvió a ser titular. Ahora es él quien dirige el barco...

Míchel se crece en las dificultades. Ya lo demostró cuando cogió las riendas de un Rayo en coma y lo salvó. Lo confirmó una temporada después, coronando al equipo campeón de Segunda. Pero esas cualidades ya venían de lejos. Sólo tenía 18 años cuando un 28 de noviembre de 1993 debutó en Primera frente al Barça de Cruyff. El Niño se confiesa de ese 2% de franjirrojos que se aferran al milagro, de esos vallecanos que no conjugan la palabra miedo y desterraron de su diccionario verbos como rendirse. Quizá ganar a los culés sea una utopía, puede que un imposible, pero ni el Rayo ni Vallecas renunciarán a la lucha. Por ganar hoy, por salvarse mañana y por darle a Isi la despedida que merece. La grada prepara sus cánticos y aplausos, enarbola su cariño. En un fútbol sin memoria, Vallecas no olvida.

0 Comentarios

Normas Mostrar