presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
  • Amistosos
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Final ATP World Tour
  • Fórmula 1
  • Liga Chilena
  • Colombia B - II
Amistosos
Lituania Lituania LIT

-

Nueva Zelanda Nueva Zelanda NZE

-

Campeonato Brasileño Serie A
At. Paranaense At. Paranaense APA

-

Botafogo Botafogo BOT

-

Final ATP World Tour
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-
Liga Chilena
Colombia B - II
Real Cartagena Real Cartagena REC

-

Bogotá FC Bogotá FC BOG

-

La FIFA apoya a Rubiales frente a Tebas

El partido de Miami sigue siendo el gran escenario de forcejeo entre los dos poderes de nuestro fútbol. Rubiales, que ha tenido el acierto de establecer una buena relación con Infantino y ha obtenido de este un pronunciamento formal de la FIFA, en la reunión en Ruanda, contra la celebración de un partido de LaLiga fuera de las fronteras españolas. La FIFA asegura tener poder para vetarlo, aunque invoca un artículo 71 que se refiere a partidos internacionales. Yo no pienso que un Girona-Barça sea un partido internacional, puesto que enfrenta a dos equipos de la misma Federación, aunque se pretenda jugar fuera de las fronteras.

Son ya muchos pronunciamientos en contra del ‘plan Tebas’: la AFE, la Federación, el Madrid, la FIFA... El propio Gobierno lo ve con extremo recelo, por si pudiera convertirse en un aquelarre independentista, dados los contendientes. Pero Tebas no ceja y anuncia que irá al TAS con su idea. Siempre recuerda que la final de la Supercopa, Barça-Sevilla, se jugó en Tánger, en aras de esa expansión internacional de nuestro fútbol, pero aquello fue sustituir una final a ida y vuelta por un partido en campo neutral. Programar el Girona-Barça en campo neutral es otra cosa, y tiene todo el sentido que el Madrid lo considere una ventaja.

He ahí una buena idea, la de la expansión de la imagen de LaLiga, que en realidad ha servido sobre todo para poner de manifiesto la tensión entre Tebas y Rubiales. Dos tipos constructivos y dinámicos, que dirigen organizaciones fronterizas, de cuya colaboración podría esperarse mucho. Pero no estamos en eso, sino ante lo que tiene toda la pinta de convertirse en una escalada de pleitos. Tebas no creó los consensos necesarios para una idea más audaz y transgresora que otras anteriores, y ahora este pretendido Girona-Barça en Miami se ha convertido en una batalla crucial, que me parece que Rubiales espera que sea el Waterloo de su rival.