presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
  • Champions League

Con Mariano, Lopetegui se hace respetar

Bien está lo que bien acaba. Ayer se hizo formal el regreso de Mariano al Madrid. Buena idea. Lopetegui quería un delantero. El chico quería salir del Lyon, donde ha funcionado bien, y volver a LaLiga. Florentino satisface por poco dinero la petición insistente de Lopetegui, sin poner en riesgo, pensará, la titularidad de Benzema, al que ha venido limpiando de competencia desde los tiempos de Higuaín. Queda desairado el Sevilla, que en su intención de ficharle por 30 millones ha provocado su regreso al Madrid por 22. Pero Castro se ha quejado tan poquísimo que no cuesta imaginar a Borja Mayoral allí.

La cosa es que Mariano regresa al Madrid, donde creció como canterano hasta llegar a la primera plantilla, en la que le tocó hacer de suplente de Morata en la 'segunda unidad' en un año grande. Disfrutó de pocos minutos, en los que lució vigor, entusiasmo y bastante puntería. Tanto empuje mostró que acabó por ganarse un cierto cartel de excesivo en el esfuerzo, con un aire casi como de vaquilla de encierro. Un ímpetu por hacerse notar en los raros ratos que le daba Zidane. Ya en Lyon marcó 18 goles y dio 5 asistencias en la Ligue1, en el mismo campeonato en el que Mbappé ofreció 13 y 7 en esos rubros. Es un dato a tener en cuenta.

No estoy diciendo con esto que esté al nivel de Mbappé, el genio que viene, pero sí que es 'alguien'. Claro que cuando se fue Cristiano se habló de Neymar o Mbappé y se fue descendiendo en la escala: Lewandowski, Cavani, Kane, Rodrigo... Frente a ellos Mariano suena a poco. Incluso Aulas ha dicho que Florentino no estaba interesado. Pero por precio y posibilidades es una adquisición razonable, que mejora la plantilla e impedirá a Benzema recostarse en esa 'dolce far niente' que con frecuencia se le ha permitido en el club. Y, sobre todo, la llegada de Mariano hace sentir que Lopetegui se está haciendo respetar.