La pasión del fútbol llega a Tánger

No hay mejor tierra, fuera de España, para acoger la Supercopa que Marruecos. No solo por la infraestructura de este país, cuyos pasos hacia organizar un evento mundial de fútbol parecen muy seguros, sino también por el público marroquí que tiene una gran admiración hacia el fútbol español y hará que hoy se pueda vivir un evento excepcional que va más allá que un partido de fútbol. Sin duda, la pasión de la afición por el fútbol, en general, y la proximidad geográfica con España, que ha permitido que numerosos jugadores marroquíes hayan jugado en LaLiga como Hadji, Naybet, Mehdi Carcela, Al-Zahar, Amrabat, entre otros, hacen que se vaya a vivir el partido muy intensamente. La rivalidad entre las peñas de Real Madrid y Barcelona, se vio en el estreno de la película Hala Madrid, Visca Barça.

Por otra parte, a pesar del alto coste de las entradas del partido, las gradas del estadio Ibn Battouta estarán llenas, debido a las ganas del público para ver el partido Además, Marruecos acogerá con los brazos abiertos a todos los que vengan de fuera del país para asistir este gran encuentro. Pese a que se espera que la mayoría del público apoyará al Barcelona, habrá hinchas locales del Real Madrid que apoyarán al Sevilla anhelando la derrota azulgrana. Por otro lado, el tráfico en Marruecos vivirá un atasco inevitable, tal y como pasa siempre después de cualquier clásico de LaLiga entre Barcelona y Real Madrid. La elección de Marruecos ha sido perfecta. La Supercopa se disputará a las orillas de la costa de Tánger y tendrá esta vez un sabor especial, algo que lo van a sentir hoy las gradas de Ibn Battouta.

0 Comentarios

Normas Mostrar