presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Colombia B - II

El péndulo del fútbol está de regreso

Fútbol más directo, muchos goles a balón parado, bloqueos de baloncesto en los balones al área, fracaso de la posesión. Lo que se lleva ahora es la Premier, como nos desarrolla bien Aritz Gabilondo en su buen trabajo que encuentran aquí cerca. Las tres selecciones con más posesión, España, Alemania y Argentina, ya no están. El campeonato con más jugadores en los cuartos de final es la Premier, con 40, entre ellos los 23 ingleses, que juegan todos en su país. Y hay jugadores de la Premier en los otros tres semifinalistas. El péndulo del fútbol está de regreso, tras haberse desplazado al otro extremo, el tiqui-taca. Nada nuevo. La vida es oscilante.

El modelo de posesión pierde ahora, pero no abominemos de él. Puede ser simplemente que haya estado mal defendido. España, su mejor bandera, llegó tocada por la OPA hostil de Florentino y encima el portero falló estrepitosamente. Alemania sufrió disensiones internas por la escena de Özil y Gundogan con Erdogan, que sentó mal en el grupo. Argentina ha sido un mar de confusiones. Por el otro lado, el que podríamos llamar ‘estilo Premier’, ha habido salud y optimismo, representados en la figura de Southgate, con su aspecto elegante, que destila seguridad, cuya contrafigura fue Sampaoli, con su frenético deambular por la banda.

Así que (por el momento) duro fajador gana a fino estilista. La historia del fútbol es pendular, pero su estudio revela que se ha ganado más jugando bien, con ingenio y ataque, que con precipitación o con cicatería. Se puede ganar de las dos maneras, pero se ha ganado más veces de la primera. Y es más elegante. Sólo se puede hacer, claro, si hay jugadores buenos. Si no, hay que apañárselas con el pelotazo, la pizarra o lo que sea. Ahora estamos bajo la nube negra de la eliminación y los 1.174 pases inútiles ante Rusia, pero yo no volcaría la mesa. Estoy con Xavi: tenemos gente para jugar con estilo, y espero que Rubiales piense en eso al elegir seleccionador.