Competición
  • Copa América
  • Mundial Femenino

El Mundial vuelve a ser escaparate

Todos esperan, al Real Madrid cuesta decirle que no, incluso apareciendo lo de ‘identidad oculta’ en el móvil hay que contestar. La salida de Zidane ha resultado maquiavélica a medida que pasan los días; por la obligación de buscar un nuevo entrenador ahora que las tiendas están a punto de cerrar, por reabrir el culebrón Cristiano y por dejar sin flotador a algunos de los jugadores que los más expertos en ese vestuario señalan como protegidos por el técnico francés.

Keylor Navas es uno de ellos. Su continuidad en el Bernabéu fluctúa como la prima de riesgo, por motivos de aquí y de allá. El 0-3 ante la Juventus, con su enorme fallo en el gol de Matuidi que dejaba a los blancos al borde del acantilado, disparó las alarmas; pero las semifinales ante el Bayern o la final de Kiev frente al Liverpool hicieron subir el crédito del costarricense. Sin embargo, el adiós de Zizou parece haber reabierto el debate de la portería, como si el presidente se aferrara a un fichaje retroactivo: es decir, que el ‘no’ a Kepa Arrizabalaga en enero se convierta ahora en un ‘sí’ a alguno de esos cracks que lideran la portería mundial: Courtois, Oblak, Alisson...

El orden aquí es aleatorio, no pongo a uno por delante de otro, los tres son un aval, los tres se sitúan en esa franja de edad que tan bien sienta a los porteros: Oblak y Alisson, 25 años; Courtois, 26. El belga y el brasileño están en ese Mundial que ya toca a la puerta, el esloveno, no. Y ese Mundial se antoja el mejor banco de pruebas para decantarse por uno u otro, a imagen de lo que Florentino hizo hace cuatro años (Brasil 2014) con James... y Keylor. La Brasil de Tite, esa que tanto impresiona, arranca en Alisson y finaliza en Neymar; no sé por qué me da que esa música no suena nada mal por el Bernabéu.

0 Comentarios

Normas Mostrar