Los meses regalados de Rafa Nadal

De Thiem a Thiem. Eso ha durado la racha triunfal de Rafa Nadal en tierra. El austriaco había sido su último verdugo en los cuartos de final de Roma de 2017 y repitió este viernes en la misma ronda de Madrid. Sería exagerado colgarle la etiqueta de bestia negra, porque el cara a cara continúa a favor del balear (6-3) y porque hace sólo dos semanas fue arrollado en Montecarlo (6-0 y 6-2), pero sí se ha convertido en un rival que puede ponerle en serias dificultades. Quizá el mejor partido de la actualidad sobre tierra batida. En medio de esas dos derrotas, Nadal también ha marcado un nuevo récord que cerró justamente el día anterior: 50 sets consecutivos ganados en una misma superficie. Era un viejo registro de John McEnroe, que no ha avanzado más. Records y rachas al margen, esta derrota le deja también sin número uno mundial.

La clasificación ATP es absolutamente objetiva, porque suma los resultados de un año. Por eso no puede considerarse injusto que el número uno haya vuelto a Roger Federer, mientras sigue la temporada de tierra plácidamente en casa; igual que tampoco lo fue cuando Nadal lo heredó del suizo en plena inactividad, cuando se recuperaba de sus males. El desafío que debía superar Rafa para mantenerse arriba era titánico, porque en 2017 venció en Montecarlo, Barcelona y Roland Garros y sólo cayó eliminado en Roma, donde, por cierto, aún tiene la opción de reconquistar la corona si gana el torneo. La clave de esta pérdida, como explicó el propio Rafa, hay que buscarla en “los cinco meses regalados” por lesiones. De ahí que insistiera en la idea de que lo importante es sentirse “sano y competitivo”. Y eso no le ha fallado en Madrid.

0 Comentarios

Normas Mostrar