presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Colombia B - II

Jungels gana la Lieja-Bastoña-Lieja y Henao fue noveno

LIEJA-BASTOÑA-LIEJA

Jungels gana la Lieja-Bastoña-Lieja y Henao fue noveno

Jungels gana la Lieja-Bastoña-Lieja y Henao fue noveno

JULIEN WARNAND

EFE

Una cabalgada de 19 km le dio el triunfo. Woods fue segundo y Bardet, tercero. Valverde, terminó en 13 y el colombiano Sergio Luis Henao fue noveno.

Bob Jungels, luxemburgués de 25 años, consiguió en Lieja su mejor triunfo como profesional. Excelente rodador, se marchó en la cota de la Roche aux Faucons, a 19 kilómetros, y no paró hasta la meta. Una impresionante cabalgada en solitario le valió para conquistar su primer monumento. Sergio Luis Henao finalizó en la novena posición a 39 segundos del ganador siendo el mejor colombiano en este Monumento. 

Rigoberto Urán, por su parte, fue el segundo mejor colombiano, quien llegó a más de tres minutos en la casilla 54. Carlos Betancur fue 60, Daniel Martínez 61 y Winner Anacona finalizó en el puesto 125 a casi 20'.

En el palmarés de Jungels figuran menos éxitos de los que merece su calidad, pero nunca le ha importado sacrificarse ni liderar el tren de los velocistas del Quick Step: una etapa en el Giro, dos top-ten y mejor joven de la ronda italiana en 2016 y 2017, y cuatro veces campeón de su país tanto en fondo como en contrarreloj.

En el podio le escoltaron Michael Woods, segundo, y Romain Bardet, tercero. Pese a que salía a igualar el récord de Eddy Merckx en La Decana (cinco títulos) y en el tríptico de las Ardenas (diez), Alejandro Valverde acabó 13º, sin gas en la fase decisiva. En la Amstel, le penalizó el marcaje con Sagan y Alaphilippe. En la Flecha Valona, Alaphilippe le batió con autoridad. En esta Lieja no transmitió buenas sensaciones y le faltaron gregarios.

Al contrario que en la Flecha, en la que el Movistar fue exigido desde lejos y Valverde lo pagó (Mikel Landa se quedó como último apagafuegos), en La Decana nadie se movió hasta que llegó la Roche aux Faucons. La carrera explotó por los 239 km que llevaban los ciclistas en las piernas. Después de los acelerones de Gilbert y Henao, Jungels atacó y no miró atrás. Como en las clásicas de adoquines, el Quick Step aprovechó su superioridad numérica.

0 Comentarios

Normas Mostrar