Barça 1x1: Yerry juega concentrado y con interés

CELTA 2-BARCELONA 2

Barça 1x1: Yerry juega concentrado y con interés

Barça 1x1: Yerry juega concentrado y con interés

MIGUEL VIDAL

REUTERS

El colombiano jugó los 90 minutos y tuvo un duelo apretado con Aspas, el mejor del partido.

Ernesto Valverde alineó un once experimental. Su objetivo era reservar a las vacas sagradas para la final de Copa pero el resultado fue un Barça algo descontrolado y sin vertebrar. Hubo jugadores que destacaron como Paulinho, Coutinho a ratos y Dembélé, otros que cumplieron como Alcácer, algunos que despistaron como Denis y otros que fracasaron como André Gomes.

Ter Stegen. De lo mejor del Barça, aunque falló en el 1-2 que Aspas metió con la ayuda del brazo izquierdo. Contra eso no se puede luchar. Espectacular en una parada en la primera parte tras disparo de Jozabed. En su nivel de todo el año. Regular.

Semedo. Intentó proteger su zona y proyectarse, pero aún es muy irregular. No da sensación de estabilidad. Tampoco le ayudó la confección del equipo, completamente de laboratorio. Aun así, y como tiene piernas, llegó mucho arriba y dio la asistencia del 1-2. Por su sector llegó el empate. Salvó el aprobado.

Yerry Mina. Hay tan pocas expectativas a su alrededor que ha sorprendido que dé el nivel. Juega concentrado y con interés. Compitió. Tuvo algún error en la salida de balón pero se fajó con Aspas y Maxi Gómez.

Vermaelen. Está para ser titular. Se le ve con hambre de minutos y actitud, y a un nivel más alto que Umtiti en los últimos partidos. Candidatura a jugar como titular en la Copa. Rápido y anticipa. Y eso, pese a tantos cambios en el equipo que parecieron despistarle por momentos.

Digne. Reaparecía tras una lesión con la selección francesa. Sufrió por su banda (por ahí llegó el 1-1). Le pone interés y compite pero siempre da la sensación de que le queda un paso más.

Dembélé. Chispazos. Aparece, desaparece. Pica, se va. Desborda, pierde balones. Marcó un gol excelente con un buen remate con la izquierda. Aún no tiene jerarquía pero tiene cosas porque es diferente. Falta saber en qué rompe. Si en figura o en jugador de momentos que se pierde.

Paulinho. Jugó un partidazo. Hizo de Busquets y de lo que él ha sido siempre, un llegador. Cortó, bregó, chocó, repartió juego y llegó. El 1-2, aunque en el acta tenga el nombre de Alcácer, lleva su firma. Su competitividad, salvaje, se echó de menos en Roma.

André Gomes. Suspenso. Demuestra, un día detrás de otro, que no da el nivel para el Barça por más oportunidades que le den. No es que le falte pasión y corazón en lo que hace. Es que también le falta cabeza. Su pérdida de balón el centro del campo es de una terrible falta de conciencia y de conocimiento del juego.

Coutinho. Hay que pedirle más. Empezó con una brillantez tremenda pero le falta regularidad. Asomó como líder y acabó algo engullido. Fue sustituido porque apunta a titular en el sector derecho en la final de Copa.

Denis. Despista. Fue una máquina de perder balones en la primera parte y, por momentos, el Barça parece superarle. Sin embargo, le pone valentía. Casi hace un gol en la segunda parte y no se esconde. Tiene cierta calidad pero necesita templarse y escoger qué decisiones requiere cada partido.

Alcácer. Una vez más, estaba ahí. Su pasión por el gol está bien definida en la declaración al final del partido: “Para que lo meta el central, lo meto yo”.

En la segunda parte aparecieron en el partido Sergi Roberto, Messi y Aleix Vidal

Sergi Roberto: cándido en la acción de la expulsión. No fue el culpable de la acción pero pudo hacer la falta antes y evitarse la roja. Dejó que Fernández Borbalán escogiese el color.

Messi. Su aparición cambió el partido en minuto y medio. El Barça mantuvo el balón en una larga posesión y en esa jugada vino el 1-2. Luego no apareció mucho más excepto en una acción en la que salió de una trampa en la banda con una facilidad pasmosa.

Aleix Vidal. Aparición testimonial. Cumplió con lo que le pidió Valverde. Esfuerzo e implicación los pocos minutos que quedaban para el final y en los que el Barça se jugaba su condición de invicto.

0 Comentarios

Normas Mostrar