La carrera a Tokio 2020 ilusiona

Llegábamos a Bucarest con grandes esperanzas, pero lo ocurrido en este Europeo nos ha superado. Creíamos en nuestros deportistas, pero su éxito ha sido mayor de lo imaginado. Lydia tenía muchas posibilidades de medalla, partía con las mejores marcas, pero nunca hay que fiarse y ella demostró su superioridad desde el principio. Con su gran competición en arrancada dejó el camino allanado para su cuarto Europeo. Un hito. Sólo le faltó finalizar la competición con un válido, pero no se le puede achacar nada, hizo una competición perfecta y el objetivo ya estaba logrado. Lydia es la que más lejos ha llegado en cuanto a títulos, pero su legado va mucho más allá de su gran palmarés. Ella ha demostrado que era posible que los españoles ganen los grandes títulos, le ha quitado presión al resto.

Durante muchos años hemos tenido que pelear en inferioridad de condiciones con muchos países. No por medios, sino porque ellos competían fuera de las normas. Con la sanción a nueve países se ha hecho justicia y nos ha permitido mostrar nuestro verdadero nivel. Eso sí, esa dura competencia, aunque injusta, ha sido beneficiosa para nosotros, ya que nos ha hecho entrenar más y acabar teniendo unos resultados excelentes. Desde mi posición no puedo estar más contento y orgulloso de todos nuestros halterófilos. Sobre todo de los chicos que en el último Europeo, por diversos factores, no pudieron tener las medallas que se merecían. En el Mundial arranca la carrera a Tokio 2020. Las sensaciones no pueden ser mejores.

Constantino Iglesias es el presidente de la FEH.

0 Comentarios

Normas Mostrar