Temas del día Más temas

El fantástico mundo del dueño del Panathinaikos

Este martes diferentes medios europeos (entre ellos As) han recibido una carta+DVD de Dimitris Giannakopoulos. En 58 páginas y una hora de vídeo, el propietario del Panathinaikos disecciona las diferentes afrentas, que a su entender, ha sufrido su club durante las dos pasadas temporadas y los beneficios que han acompañado a sus rivales directos, el Madrid entre ellos, por un supuesto complot llevado a cabo por la cúpula de la Euroliga, de la que es miembro con licencia A. Nada nuevo bajo sol. No es la primera vez que ladra: solo hay que recordar su intento de referéndum para abandonar la máxima competición por esta persecución que denuncia ahora y que se quedó en nada. 

No deja a nadie con vida. Fenerbahçe, Olympiacos y el estamento arbitral son sus principales objetivos. Se apoya en cientos de datos y capturas de televisión. Todas convenientemente seleccionadas y algunas difícilmente entendibles. La otra cara de la moneda no hace falta sacarla a relucir. Para qué recordar el arbitraje sufrido por el Madrid en Atenas ante los verdes (como el golpe de Singleton a Doncic que Lamonica no castigó como antideportiva ni viéndolo repetido en el vídeo). Para qué recordar el pasado. Pero eso es otro asunto. Lo importante es no bailar con él. No discutir con un fanático que se siente perseguido porque los resultados no llegan. El mundo contra él. Los delirios de un hombre dolido.

El PAO es un club histórico del Viejo Continente, campeón de seis Euroligas, que no se merece que ensucien su nombre con las paranoias persecutorias de un dueño que ha sido sancionado con diversas multas económicas por sus actos y palabras, y vetado para ver los partidos de su equipo durante un año (finalmente, la sanción fue reducida hasta el final de la presente campaña). Eso lo dice todo de él. Chilla mucho. Ya se cansará.

0 Comentarios

Normas Mostrar