presentado por Rushbet.co
Liga Mexicana - Apertura
Colombia B
Valledupar VAL

-

Quindío QUI

-

Liga Griega
Panathinaikos PNT

-

Panionios PAN

-

PAS Giannina PAS

-

Panetolikos PAN

-

Apollon Smyrnis APL

-

AEK Atenas AEK

-

Larissa LAS

-

Lamia FC LAM

-

Liga Uruguaya - Clausura
Nacional de Montevideo NCM

-

Peñarol PÑL

-

NBA
Washington Wizards WAS

-

Toronto Raptors TOR

-

Indiana Pacers IND

-

Brooklyn Nets BKN

-

New York Knicks NYK

-

Boston Celtics BOS

-

Philadelphia 76ers PHI

-

Orlando Magic ORL

-

Chicago Bulls CHI

-

Detroit Pistons DET

-

Miami Heat MIA

-

Charlotte Hornets CHA

-

Dallas Mavericks DAL

-

Minnesota Timberwolves MIN

-

Denver Nuggets DEN

-

Phoenix Suns PHX

-

Portland Trail Blazers POR

-

San Antonio Spurs SAS

-

Los Angeles Lakers LAL

-

Houston Rockets HOU

-

Serie A
Roma ROM

-

SPAL SPA

-

ATP Amberes
Gael Monfils MON
-
Diego Sebastian Schwartzman SCH
-
Kyle Edmund EDM
-
Richard Gasquet GAS
-
WTA Moscú
EN JUEGO
Daria Kasatkina KAS
2 7 2
Ons Jabeur JAB
6 6 2
WTA Luxemburgo
Julia Goerges GOE
-
Belinda Bencic BEN
-
ATP Moscú
Adrian Mannarino MAN
-
Andreas Seppi SEP
-
Karen Khachanov KHA
-
Daniil Medvedev MED
-
ATP Estocolmo
EN JUEGO
Stefanos Tsitsipas TSI
Fabio Fognini FOG
John Isner ISN
-
Ernests Gulbis GUL
-

El Sevilla desmanteló al Manchester de Mou

La fecha quedará para siempre en la historia del Sevilla por uno de sus triunfos más rutilantes. Cierto que el Sevilla de estos tiempos no es cualquier cosa. En los últimos doce años ha ganado cinco veces la Europa League, cinco títulos como cinco soles. Pero esta victoria en el viejo y venerado Old Trafford quedará para siempre como un hito en la historia del club. Porque fue conseguido a puro fútbol, defendiendo un estilo de juego y manejo frente al modelo tan troglodita de Mourinho, tanto dinero invertido para el saque largo de De Gea en busca de los inefables Fellaini y Lukaku. Ganó el Sevilla y de paso ganó el fútbol.

Salió bien desde el principio, jugando todos con soltura, en torno a Banega, con las aceleraciones de Sarabia, con el buen hacer de todos salvo, lástima otra vez, Muriel, que está donde debe, pero tiene dificultades excesivas con el gol. Y cuando el United apretaba con sus balonazos, la defensa, con Lenglet a la cabeza, se mantuvo sólida, unida, segura. Al llegar al descanso, todo pintaba bien. Faltaba el gol, sólo eso. Pero podría bastar uno, porque al United no se le veía capaz de hacerle dos a ese grupo que jugaba bien la pelota, pero que sabía agruparse y sufrir cuando le llegaban las arcaicas cargas del grupo de Mourinho.

Lo del gol lo resolvió Ben Yedder, que entró en el 72’ y fue mano de santo. Marcó enseguida, repitió pronto, hay que decir que con alguna colaboración de De Gea. Ya estaba hecho. Aguantar el arreón del United (Mou civilizó algo su juego metiendo a Mata y Martial) y a cuartos. Cayó un gol, sólo uno, y muy al final. El Sevilla pasa, y con él pasa todo el fútbol español, porque este éxito, sobre un emblema de la Champions y sobre el modelo arcaico de Mourinho, es de todos. Victorias así prestigian a LaLiga frente a la Premier. El Sevilla tiene motivos para sentirse orgulloso, porque ha dictado una lección de fútbol en una vieja catedral.