Nace una rivalidad en la NBA: Lonzo vs. Murray

NUGGETS 125-LAKERS 116

Nace una rivalidad en la NBA: Lonzo vs. Murray

El base de los Nuggets (novenos) vuelve a enzarzarse con un Lonzo que acaba en 15+8+8: "lo que hizo la última vez fue una macarrada".

Los Nuggets se la están jugando. Un equipo llamado a estar en los playoffs del Oeste sigue en el noveno puesto, en empate técnico con los Clippers y los Jazz y a la espera de ver qué pasa con Wolves, Spurs, Thunder y hasta Pelicans. Dos de ese lote se quedarán fuera de las eliminatorias, y los Nuggets tratan de no ser ellos los que se lleven el chasco, un combate entre su incuestionable talento y sus tremendas rachas en ataque frente a su irregularidad sazonada con un montón de derrotas ajustadas y muchas veces de difícil explicación. Ganaron a los Lakers (125-116) no sin tembleque: 107-110 a mitad de último cuarto y antes de un 18-6 final. Lonzo falló un triple con 119-116 y Jamal Murray sentenció a base de tiros libres lo que habían amasado antes un palmeo clave de Jokic y seis puntos (2+1 y triple) de un Paul Millsap cada vez más reconocible tras su regreso. Buena noticia.

Ganaron los Nuggets, con dudas pero también con un buen partido en ataque: 21+6 Millsap y Jokic, 22 y 8 asistencias un Jamal Murray que acabó enredado con Lonzo Ball, Luke Walton y el banquillo de los Lakers. El canadiense (un talento de 21 años) se dedicó a disfrutar de la victoria durante los últimos segundos a base de recados a un rival con el que empieza a tener historia: el 2 de diciembre los Nuggets ganaron a los Lakers también en su pista y Murray acabó el partido botando alrededor de Lonzo. Hubo lío. Después se enfrentaron en L.A. y ganaron los Lakers, que otra vez se fueron enfadados... y reciben el martes a los Nuggets en el Staples con la opción de ponerles más difícil el octavo puesto. No habría mejor venganza aunque será difícil si para entonces no ha vuelto Brandon Ingram.

Lonzo, que acabó con 15 puntos, 8 rebotes, 8 asistencias, 4 robos… y 1/8 en triples (5/21 en los dos últimos partidos), dejó (no es habitual en él) un recado a Murray: “Lo que hizo la última vez que jugamos aquí fue una macarrada. Sabemos que habrá circo si está él de por medio, así que no quiero alimentarlo”. Y añadió que no ve el momento de jugar el partido del Staples, cuarto cara a cara de la temporada. En los tres primeros, 20 puntos y 4,3 asistencias para el de los Nuggets, 11,7+8+11 rebotes y 2,7 robos para el de los Lakers. Murray, al que también dio uno toque Walton, contestó: “Juego con esa pasión que hace que a la gente le guste verme. No puedo controlar cómo se sienten mis rivales. Si se toman mal las derrotas, qué le voy a hacer”.

Los Lakers jugaron muy mal los últimos ataques, añorando a Ingram y a un Randle (18+6+4) disminuido por segundo partido consecutivo por culpa de una enfermedad. Cerraron con Kuzma, un Brook Lopez en su mejor momento de la temporada (29 puntos)… y un Isaiah Thomas nada eficiente (10 puntos en 13 tiros). Incluso así, y como ante los Blazers, llegaron por delante al ecuador del último cuarto. Fallaron en el momento del estoque ante rivales que apuntan a los playoffs. Donde (29-36 ahora) esperan estar ellos en un futuro próximo que, claro, no será esta primavera. En los Nuggets, 7 puntos y 4 rebotes para Juancho Hernangómez, que jugó 19 minutos. Un alivio: es la tercera vez en tres meses que supera los 10 minutos y su tope desde el 2 de diciembre... precisamente ante los Lakers. A ver el martes.

0 Comentarios

Normas Mostrar