presentado por
Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
  • Liga Chilena

La heroicidad que le faltaba a Gerard

Derrotó justo antes de la Navidad el Espanyol a un Atlético que llevaba un año sin perder a domicilio. Rompieron en enero los pericos, en la Copa del Rey, la condición de invicto que arrastraba el Barcelona desde la Supercopa de España. Y con la visita del Real Madrid a Cornellà jugó el conjunto de Quique el más completo de los tres partidos, que llegó a dominar incluso territorialmente en algunas fases del segundo tiempo. Así que no podía terminar de otra manera el partido ante el Real Madrid que conquistando la ‘triple corona’: victorias ante los tres históricos de LaLiga en una misma temporada, algo que no sucedía desde 1981.

Más engañosa no pudo resultar la comodidad de los de Zidane en el primer tramo del partido, casi tan gélido su juego sin Cristiano como la noche de Cornellà, en que finalmente no hubo nieve ni ningún tipo de rastro blanco. Y en el frío, duelen especialmente los latigazos, algo en lo que el Espanyol sí es especialista. Y, más concretamente aún, Gerard Moreno. Tuvo varias ocasiones clarísimas el de Santa Perpètua, incluso le anularon un gol a la media hora por un inexistente fuera de juego. Pero la recompensa llegó al final. Como Sergio García ante el Atlético. Igual que Melendo contra el Barça. Le faltaba al referente perico, que sí había anotado en el derbi de Liga (como esta vez, con asistencia de Sergio), ese golpe letal. Esa entrada en la vitrina de héroes. Rompe el Espanyol su racha de siete jornadas sin ganar. Y lo hace a lo grande. ¿Y si siempre jugara así?

0 Comentarios

Normas Mostrar