Carteles, colegios... ¿es real la opción de LeBron a los Sixers?

NBA

Carteles, colegios... ¿es real la opción de LeBron a los Sixers?

Carteles, colegios... ¿es real la opción de LeBron a los Sixers?

Crecen los rumores y mañana, Cavs-Sixers. De anuncios a supuestas búsquedas de colegio: los Sixers sueñan con LeBron-Embiid-Simmons.

Mañana jueves hay cuatro partidos NBA: un infumable Kings-Nets, un moderadamente interesante Heat-Lakers y dos partidos a los que prestar mucha atención: Blazers-Wolves, con los dos equipos en 26 derrotas en una carrera por los playoffs del Oeste (y el posicionamiento) que promete emociones muy fuertes, y un Cavaliers-Sixers que puede ser hasta una antesala de lo que sería un duelo muy atractivo en las eliminatorias del Este… y que llega cuando, precisamente, la opción de que LeBron James firme con Philadelphia el próximo verano se ha convertido en el rumor del momento.

El downtown de Cleveland amaneció hace un par de días con vallas publicitarias que animaban a LeBron a fichar por los Sixers, una iniciativa de la empresa Power Home Remodeling (de Pensilvania, claro), que contrató tres carteles para colocar los mensajes “complete the process” (completa el proceso, en referencia al término con el que se ha definido a la reconstrucción radical que están culminando los Sixers), “Pilly wants LeBron” y, en el tercero, una cancha con un quinteto formado por los dorsales 23, 25, 33, 9 y 21: LeBron (supuestamente), Ben Simmons, Robert Covington, Dario Saric y Joel Embiid. Que suena muy bien, desde luego.

A partir de ahí, una sucesión de comentarios que alcanzaron techos como el de que LeBron había dedicado parte del parón del All Star Weekend a ver colegidos en Philadelphia para sus hijos. Lo dijo Alaa Abdelnaby, comentarista de radio de los Sixers. Y LeBron, que anda entre los hachazos a Trump, los halagos a Black Panther y las críticas a la NCAA, fue como mínimo educado al reconocer que era “halagador” ver vallas publicitarias como esas y que le hacía sentir muy bien que los equipos sigan haciendo esfuerzos por reclutarle cuando anda ya camino de los 34 años (aunque viéndole jugar no se note).

Y esto es lo que hay. Las conclusiones cuando todavía no estamos en marzo vuelan… y se las lleva el viento. LeBron tiene más papeletas que hace unas semanas de seguir en los Cavaliers, que han aplicado una terapia de choque a un proyecto deportivo que no iba a ningún sitio y que sufrió una enmienda a la totalidad antes del cierre de mercado. Desde luego, si decide cambiar de aires todas las franquicias estarían interesadas. Pero muchas no tienen atractivo deportivo, atractivo como ciudad/mercado o ninguna de las dos cosas. Y de las que quedan vivas tras esa criba, solo unas pocas pueden hacer sin muchos quebraderos de cabeza espacio para el contrato máximo que firmará el Rey. Los Rockets, siguiendo esta línea, son una opción muy complicada. Los Lakers no han llegado al punto de cocción justo en lo deportivo pero tendrían espacio para LeBron y otra estrella y juegan en Los Ángeles, la ciudad que se viene señalando como predilecta de la mujer de LeBron y donde este tiene algunos de sus principales negocios fuera del baloncesto. LeBron también vio colegios y compró otra mansión en L.A. (ya tiene una), porque lo que sí que no son nuevos son los rumores en todas las direcciones

Los Sixers podrían hacer espacio salarial para LeBron y pueden ser una de las opciones más atractivas en lo deportivo. También es una franquicia histórica, aunque salga tan desenfocada en la fotografía del último lustro. Ben Simmons tiene 21 años y comparte agente con LeBron (Rich Paul) y Joel Embiid tiene 23. Los dos forman una pareja joven con la que no es difícil imaginarse llegando muy lejos. Saric y Covington pueden ser complementos ideales. Son los cuatro que completan la valla con el 23, y a ellos hay que sumar a Markelle Fultz, flamante número 1 del pasado draft que anda enredado con una lesión que tiene que ver con el hombro, con la cabeza… y con la comunicación entre su entorno y los Sixers. Una wildcard de la que ahora mismo no se sabe qué esperar… pero con enormes posibilidades.

No partía como opción muy probable que LeBron dejara por segunda vez los Cavs para jugar, como cuando se fue a Miami, en el Este. Pero si lo hace, los Sixers serían una opción obvia. A partir de ahí está viva la baza Cleveland (¿qué pasará en playoffs?) y las tardes soleadas del Oeste, donde esperan algunos de los equipos más competitivos de la actual NBA y, haciendo cábalas desde hace mucho tiempo, la leyenda en respiración asistida de los Lakers.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar