presentado por
Competición
  • Europa League

Iago Aspas y Maxi Gómez ponen al Celta en la séptima plaza

CELTA 2 - EIBAR 0

Iago Aspas y Maxi Gómez ponen al Celta en la séptima plaza

Maxi Gómez celebra su gol.

@LaLiga

El moañés y el uruguayo volvieron a ser letales. Ya suman 29 goles en LaLiga y sitúan al Celta en la séptima plaza que ocupaba el Eibar. Volvió Pedro León.

El Celta transformó los pitos iniciales en aplausos gracias a la magia de Aspas, el corazón de Mallo, la revolución de Emre Mor y la puntería de Maxi. Al final, Balaídos acabó entonando olés y celebrando la séptima plaza que le arrebata al propio Eibar.

Y eso que el partido comenzó con claro color visitante debido a que la presión alta del Eibar desnortó al Celta. Como si Unzué no esperase ese plan por parte de Mendilibar. Los vigueses eran incapaces de sacar el balón jugado desde atrás. Cuando lo intentaban, solían perder el balón cerca de su propia área y eso propiciaba la opción de ataque armero. Así sucedió la primera ocasión visitante a los diez minutos. Jordan pudo controlar y rematar a la media vuelta ante la pasividad de Cabral. Por suerte para el central argentino, los reflejos de Rubén evitaron el desastre. Después de un cuarto de hora sometidos, el Celta empezó a soltarse gracias, como siempre, al talento de Aspas. El moañés se inventó una jugada de las suyas, arrastró a toda la zaga azulgrana y filtró un balón perfecto para Maxi, quien se equivocó en la ejecución. Pudo definir de primeras, pero eligió el autopase y Dimitrovic le adivinó las intenciones.

A la media hora volvió a conectar el dúo letal celeste. Maxi asistió a Aspas y el máximo goleador español, que tenía opción de tiro, prefirió regalarle el tanto a Sisto. El extremo danés, en profunda depresión desde hace semanas, falló con todo a favor. Al filo del descanso fue Inui quien erró ante Rubén Blanco. El japonés remató libre de marca dentro del área pequeña, pero no se esperaba el balón y su disparo fue descoordinado.

Unzué se dio cuenta al descanso que debía cambiar alguna tecla y apostó por Emre Mor, que sustituyó al desaparecido Pione Sisto. El turco empieza a coger tono y revolucionó el partido con su dinamismo. Una acción suya provocó el primer tanto. Desbordó por banda y sirvió el balón al primer palo, donde apareció Aspas para apuntillar a Dimitrovic. El genio de Moaña nunca falla. Y ya suma 16 goles en LaLiga. Casi nada. Con el marcador a favor, el Celta se encontró más cómodo, mientras que el conjunto armero acusó en demasía el golpe. Únicamente dos disparos desviados de Inui amenazaron algo a Rubén. Respondió el Celta en su primer córner a favor con una jugada ensayada a la red, pero el tanto fue anulado por fuera de juego de Sergi Gómez.

La sentencia llegó a diez minutos del final, en una acción de pundonor del capitán Mallo. El lateral robó el balón en el centro del campo, se apoyó en Aspas y se lanzó al ataque. Fue una jugada vertiginosa que acabó con el carrilero en el área contraria, sirviéndole el esférico a Maxi para que fusilase a Dimitrovic. El uruguayo es otro que no perdona. Entre Maxi y Aspas suman 29 de los 43 tantos que lleva el Celta. La pareja letal catapulta al Celta hacia Europa. La buena noticia para el Eibar es el regreso de Pedro León a los terrenos de juego tras nueve meses en el dique seco por lesión.

Muñiz: "No me verán con la cabeza agachada..."

El técnico del Levante, Juan Ramón López Muñiz, dijo este sábado que ha vivido la semana ajeno a los rumores sobre una posible destitución, tras perder ante la Real Sociedad el pasado domingo, y que nunca se le podrá ver "con la cabeza agachada" porque los resultados aunque sean negativos no le derrumban.

"Mientras esté aquí voy a trabajar como el primer día. Estar en el Levante es una ilusión, vine a cumplir unos objetivos y trabajaremos para ellos", dijo.

"Espero que al final de temporada todo habrá quedado en una anécdota. Cada profesión tiene unas ventajas y unos inconvenientes, y yo tengo la suerte de dedicarme a lo que me gusta", dijo Muñiz, en la rueda de prensa posterior al entrenamiento.

"Lo que me alimenta es ver el trabajo de los jugadores durante el día a día. Estoy convencido que entre todos llevaremos esto a buen puerto. Como en cualquier trabajo hay obstáculos en el camino que hay que superar", añadió.

El entrenador del Levante explicó que está satisfecho con el compromiso mostrado por sus jugadores durante la semana, y comentó que deben recuperar la versión de los partidos ante el Real Madrid y el Valencia, y ser "fuertes" ante un gol del rival en el partido de este lunes ante el Real Betis.

"Tenemos que recuperar el espíritu de los partidos ante Valencia y Real Madrid. No estuvimos bien ante la Real Sociedad, pero la semana anterior merecimos un mejor resultado contra el tercer clasificado en Mestalla y antes lo hicimos contra el Madrid. Hay que recuperar ese espíritu y saber lo qué nos hace fuerte en el campo", afirmó.

"No nos podemos venir abajo por un gol adverso o por un penalti cometido. Los errores no nos pueden castigar tanto", puntualizó.

Muñiz envío un mensaje contundente sobre el estado anímico del equipo, y restó importancia al hecho de que sean los últimos en jugar en esta jornada.

"No nos debe preocupar. Nosotros tenemos que hacer el mejor partido posible. Tenemos que hacer una serie de puntos y que no nos preocupen los demás", dijo el técnico del Levante.

"Sé que el equipo está vivo. Lo demostró en Mestalla. Este equipo no ha desfallecido nunca y siempre compite. Espero que salgamos y demostremos que queremos ganar el partido con cabeza, con entrega y desde el orden. Este vestuario ha demostrado una madurez tremenda", finalizó.

0 Comentarios

Normas Mostrar