presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
  • Champions League

Cuando América iba en tanqueta para visitar a Nacional

Fútbol colombiano

Cuando América iba en tanqueta para visitar a Nacional

Cuando América iba en tanqueta para visitar a Nacional

Colprensa.

El jugador que más partidos ha disputado con los escarlatas, Alex Escobar, comentó que los premios frente al equipo antioqueño, eran triples, y que, “a Falcioni le daban un Rolex si tapaba un penal”.

Uno de los clásicos de los últimos años en el fútbol colombiano se jugará este jueves en el inicio de la fecha cinco. Nacional recibirá al América y AS recuerda grandes duelos y anécdotas con Alex Escobar el futbolista que más partidos jugó con los diablos rojos.

Los noventa

El rojo ganó el combate en 1990. En ese cuadrangular final, se enfrentaron con Santa Fe y Atlético Bucaramanga. Memorable fue la anotación de Anthony de Ávila, en el juego de ida en el Atanasio Girardot. El ‘Pitufo’ le metió los kilos al fortachón Luis Carlos Perea, le ganó el duelo y luego acarició el balón con la justa fortaleza y precisión para ‘colgar’ a René Higuita. 0-1 se impusieron los dirigidos por Gabriel Ochoa Uribe, aquel 28 de noviembre de 1990, en el compromiso en el que el golero americano Eduardo Niño fue el jugador más destacado.

Nacional cobró revancha en 1991. Se impuso en el cuadrangular, que también estuvo integrado por América, Junior y Santa Fe. Los escarlatas volvieron a golpear en 1992. Ya siendo dirigidos por el ex DT de Atlético Nacional, Francisco Maturana y lo superaron en un grupo que completaban Deportivo Cali y Junior.

Los espectadores vivían a partir de que América pisaba la grama del Atanasio y la cólera bajaba desde las gradas. Sin embargo, antes del ruido de los aficionados, y los flashes de las cámaras, los protagonistas de los rojos, experimentaban una historia de terror, que ellos se encargaban de hacerla divertida.

Alex Escobar que estuvo en 505 partidos y quien estuvo en los títulos del 90 y el 92, contó a AS, lo que se vivía internamente en esa época.

Llegada a Medellín: “En los partidos frente a Nacional, especialmente en Medellín, había presión por todo lado, principalmente de los carteles. Llegábamos al aeropuerto de Rionegro y nos íbamos en tanqueta, con 15 policías atrás y tres patrullas adelante. Luego en el hotel, lo sugerido era que no saliéramos a la calle. Cuando nos dirigíamos al estadio, también en tanqueta, nos reventaban a piedra”.

El recorrido hacia el estadio: “En la tanqueta, íbamos con mucha expectativa, con ganas de salir al Atanasio a jugar y a ganar. Esa presión, y que le tiraran piedras a la tanqueta y que nos putearan, nos agrandaba más. El técnico iba adelante: Ochoa, Umaña o ‘Pacho’ Maturana. Algunos jugadores cantaban, ‘hay que ganar, hay que ganar, hay que romperles el c…’ Era una generación de ganadores. En la tanqueta, íbamos ya con el uniforme puesto, con guayos y canilleras. Llegábamos al camerino a calentar. Pimentel nos calentaba, hacía el que toreaba en la tanqueta y luego, saltaba a la cancha a recibir insultos. También lo hacía Julio Falcioni. Él iba siempre a calentar a la portería en la que estaba la barra de Nacional”.

Los premios frente a Nacional: “Siempre eran triples. Además, si Julio Falcioni atajaba penal, le regalaban un reloj Rolex. Los amigos de los dirigentes, también daban regalos extras, pero eso generalmente a los jugadores extranjeros, a nosotros, era poco. Lo económico era importante, pero lo fundamental, era la motivación de defender la camiseta. Era más clásico, América vs. Nacional, porque al Cali al final siempre le ganábamos. Frente a Nacional, había mucho morbo, en ambos equipos, había jugadores de primer nivel, y la base de la Selección Colombia era Nacional”.

El goleador del América: “‘El Pipa’ de Ávila era el más callado y siempre me decía, ‘los tenemos de hijos’, y siempre los ‘vacunaba’. El jugador más representativo del América en los partidos frente a Nacional, es ‘el Pipa’ de Ávila”.

Rompieron la zona del Nacional: “Umaña planteó el antídoto para superar la línea curva que planteaba Nacional en la defensa, ubicó un 9 de área, que era ‘el Polilla’ Da Silva. Jugábamos a dos o tres toques por los costados, cambiábamos de orientación y luego enviábamos el pelotazo al ‘Polilla’”.

El partido del jueves, por la fecha 5 de la Liga: “Es un partido difícil. Nacional no llega en un buen momento. América está logrando los resultados. Va a ser un partido intenso y ojalá tengamos la oportunidad de ganar nuevamente en el Atanasio”.

0 Comentarios

Normas Mostrar