Una lesión rara por inesperada

Ha sorprendido la comunicación del Real Madrid, con el parte médico en el que informa que Toni Kroos sufre un esguince en el ligamento lateral externo de su rodilla izquierda, en espera de evolución. El equipo blanco no entrenó el jueves y el jugador tampoco lo hizo ayer viernes, lo que indica claramente que la lesión se la tuvo que producir en el transcurso del partido de la Champion contra el PSG. Y la verdad es que viendo el partido, en ningún momento vimos que el bravo jugador alemán mostrara signos de dolor en la rodilla maltrecha, lo que nos indica claramente que en principio se trata de un esguince leve que le permitió terminar el partido sin problemas.

En condiciones normales, un esguince del ligamento lateral externo de la rodilla es más complejo y complicado en cuanto a tiempo de evolución que el ligamento lateral interno, por sus características biomecánicas. Pero en este caso concreto, tratándose de un esguince leve, no precisa de inmovilización de ningún tipo, ni férula ortopédica ni rodillera, ya que con reposo relativamente corto y tratamiento de fisioterapia, donde la masoterapia y la electroterapia juegan un papel importante, puede tener una evolución favorable de diez a quince días. Después de ese tiempo estará de nuevo de vuelta en los terrenos de juego a pleno rendimiento.

0 Comentarios

Normas Mostrar