Sofía Navarro, la mujer detrás de fútbol femenino en Nacional

FÚTBOL FEMENINO

Sofía Navarro, la mujer detrás de fútbol femenino en Nacional

Sofía Navarro, gerente del fútbol femenino de Atlético Nacional

AS Colombia

La hija del exportero Raúl Navarro habló con As Colombia de su trabajo como gerente para el fútbol femenino en el club verde y de las aspiraciones que tiene el equipo que debuta en la liga.

El equipo que ella soñó y se encargó de armar está a horas de debutar en la Liga Femenina 2018. La colomboargentina Sofía Navarro no puede ocultar su emoción al ver a sus “niñas” cumplir un sueño, tras siete meses de trabajo, decenas de reuniones, viajes por el continente y la evaluación de más de 1.500 jugadoras.

A lo grande, como suele hacerlo, espera iniciar este ciclo Atlético Nacional. Y para ello eligió a la hija de un de sus grandes ídolos: el exportero Raúl Navarro, quien vive como propio el proyecto que lidera Sofía, con pasado futbolero y estudios en gestión deportiva.

La historia del equipo femenino verdolaga iniciará oficialmente este sábado (5:00 p.m.) ante Real Cartagena en el Atanasio Girardot y como partido preliminar de Nacional-Santa Fe masculino.

De la mano de la experimentadas Lady Andrade y Carolina Arias, además de cuatro extranjeras (dos brasileñas, una uruguaya y una venezolana), la escuadra nacionalista espera iniciar con pie derecho este ciclo, que se hizo realidad por la gestión de la hija de Navarro.

Así habló con As Colombia La gerente para el fútbol femenino de Atlético Nacional sobre el proyecto que consolidó, los retos y su recorrido en el deporte:

Inicia oficialmente el sueño del equipo femenino… “Que el club le abra las puertas al fútbol femenino es muy importante. Nadie se imagina la emoción que tienen esas jugadoras. Han esperado años para tener entrenamientos de alto rendimiento, y ahora lo están recibiendo”.

¿Qué significa para usted ser la cabeza del fútbol femenino en Nacional? “Yo hace siete meses que estoy en Nacional, pero en realidad estoy desde que nací porque mi papá jugó muchos años acá. Me emociono porque él dejó una huella muy grande acá, y yo tengo que intentar hacer algo similar. No va a ser una tarea fácil, pero me emociona. Me siento en mi casa. Desde que nací escucho la palabra Nacional y trabajar para este club es muy gratificante”.

¿Qué ha sido lo más difícil de este proceso? “Es lo que no se ve, la parte de la gestión y la administración. La gente va a ver las jugadoras, pero hay una parte logística, armar el presupuesto, que tengan hidratación, sus proteínas. Coordinar ha sido una tarea difícil, pero hemos recibido una buena respuesta de todas las áreas del club, por eso creo que vamos a tener un buen fruto”.

¿Cómo se hizo la búsqueda de las jugadoras? “No hay mucha cantidad de jugadoras profesionales. No fue sencillo, se empezó de cero. Tuvimos que estudiarlas, evaluarlas, ver si están bien físicamente. Yo vengo de Argentina, donde estaba trabajando en el fútbol femenino, así que conozco a varias jugadoras. También por recomendaciones, yendo a verlas e hicimos convocatoria. Nosotros evaluamos más de 1.500 jugadoras”.

¿Cuál era su trabajo en Argentina? “Estuve coordinando y gerenciando el área de gestión de Sportivo Belgrano, un equipo que está en la B. También empecé de cero el proyecto allá. Había 90 niñas. No juegan profesional aún, pero están en el proceso. También trabajé en los Juegos Nacionales de Evita como coordinadora, así que todas la disciplinas me gustan”.

Contarán con cuatro extranjeras… “Los ojos van a estar en ellas. Su currículo es muy bueno. Han jugado Copa Libertadores y pertenecen a sus selecciones nacionales. Hay que ver que se adapten a Colombia, al grupo y al juego de Nacional, lo más importante. La uruguaya tiene juego más de choque, las brasileras son más rápidas. Hay que ver cómo se ensamblan”.

¿A qué le apuntan con este equipo? “Todos me preguntan si queremos la copa. Obvio la quiero. Ya me pide Copa Libertadores el hincha, que es muy exigente. Eso me gusta. Pero yo quiero pasar la primera fase y que sea un grupo compacto. Y lo que venga de ahí en adelante, bienvenido”.

¿Jugó fútbol alguna vez? “Yo fui arquera como mi papá, pero no fui buena, por eso ahora estoy de este lado (risas). Estudié gestión deportiva y me quedó aquí”.

¿Qué dice su padre, Raúl Navarro, del proyecto que lidera? “Él se vino desde Argentina a acompañarme. Este es su sueño también”.

Hablan de proyectar al equipo internacionalmente… “Tenemos muy buenos contactos y nos han invitado a Estados Unidos y a Europa. Gracias a Dios a Nacional se le abren las puertas desde todos los lados del mundo. Nosotras para mejorar tenemos que salir, así que lo haremos”.

0 Comentarios

Normas Mostrar