Yamaha: "La valoración de Rossi importa más que la de Maverick"

MOTOGP

Yamaha: "La valoración de Rossi importa más que la de Maverick"

Valentino Rossi, de Movistar Yamaha, en los test de pretemporada en el circuito internacional de Sepang.

FAZRY ISMAIL

EFE

Su jefe, Massimo Meregalli, asegura que pesa más la opinión del italiano que la del español en el desarrollo de la M1 por su mayor experiencia.

Dos pilotos, dos opiniones diferentes y una sola dirección posible para dirigir el desarrollo de una nueva moto. ¿A quién hacer más caso? Cuando un equipo tiene bien diferenciados a su primer y segundo piloto no hay discusión, eso sí, la situación se complica cuando sus dos integrantes tienen un rendimiento similar, algo que pasa en los de las mejores marcas. Sin embargo, en el caso de Yamaha está muy claro: el que manda es Rossi. Pesa más la dilatada experiencia del italiano que la velocidad innata de Maverick.

Así lo reconoce Massimo Meregali, el director del equipo. "La valoración de Vale tiene más importancia que la de Maverick y es normal, uno tiene 39 años y otro, 23. Maverick tiene que aprender de eso y sacar provecho", asegura el italiano en declaraciones a 'Autosport'. Los 22 años que Rossi lleva pilotando motos del Mundial y sus nueve títulos mundiales son suficiente argumento como para decantar la balanza a su favor, pese a que Viñales hizo un mejor año encima de la M1 la temporada pasada.

Mientras que el 46 solo consiguió una victoria, la de Assen, y acabó quinto en el Mundial (con lesión incluida que le apartó de Misano), el español subió hasta tres veces a lo más alto del podio (Qatar, Argentina y Francia) postulándose como principal rival de Márquez aunque al final solo pudo ser tercero. Ambos grandes pilotos, pero… "Es cierto que cada piloto tiene su particular y necesita cosas específicas, pero nuestra moto solo puede montarse de una sola manera y si la base es buena, ambos estarán contentos", dice Meregalli.

Lo positivo es que después de dar las primeras vueltas de 2018 en las tres jornadas de test de Sepang ambos coinciden en el rendimiento irregular de la nueva M1. "Tuvimos problemas con el agarre, era un poco más difícil ir al límite", analizó Rossi. "Tal vez el ritmo no fue el esperado, esperaba más", añadió por su parte Maverick. Los dos identifican el mismo problema, pero ahora hay que ver cómo solucionarlo, y ya sabemos quién de los dos decidirá el camino que tomará Yamaha este año.

0 Comentarios

Normas Mostrar