Con los colombianos, Girona ya aspira a Europa League

COLOMBIANOS POR EL MUNDO

Con los colombianos, Girona ya aspira a Europa League

Bernardo Espinosa y Johan Mojica titulares en victoria de Girona

EFE

Con Bernardo Espinosa y Johan Mojica los 90 minutos, Girona derrotó 2-0 al  Athletic y se pone a dos puntos del cupo a Europa League.

EI Girona vuelve a asomar la cabeza en la lucha por Europa. Los gerundenses fueron muy superiores a un Athletic indolente. El doblete de Stuani, que iguala su récord de goles en una temporada en Primera (12), catapulta a su equipo y le da aún más razones para seguir soñando. Está a solo dos puntos del Sevilla.

El encuentro no se pudo iniciar de peor manera para el Athletic y, en especial, para el debutante Andoni López. En el 6', tiró a Maffeo dentro del área y el colegiado no dudó: penalti. Herrerín pudo enmendar el entuerto porque acertó el lanzamiento de Stuani, pero el balón se le coló por debajo del cuerpo. El 1-0 provocó que el Girona se desmelenara, Borja García entró más en juego, y merodeó en más de una ocasión el área de un Athletic que no estaba cómodo. Beñat no aparecía y Williams y Raúl García deambulaban. La lluvia que cayó sobre el césped de Montilivi provocó que el juego se acelerara y ambos conjuntos echaron de menos mayor precisión.

El 3-5-2 de Ziganda no tuvo profundidad y desquició a su afición porque se vio sometido por un Girona que, sin hacer demasiado, creó más peligro. Y la brecha entre los dos equipos aún pudo ser mayor en el 37', pero el larguero repelió el disparo desde fuera del área de Maffeo. Tras ello y coincidiendo con los últimos minutos de la primera mitad, el conjunto de Ziganda subió líneas, Beñat supo encontrar el balón, y llegaron las ocasiones. Primero fue Williams, que tiró fuera, y después Íñigo Martínez, de chilena, se topó con el larguero.

Tras el descanso, el Girona no tardó en avisar porque en el 59', entre Ramalho y Stuani, que cabeceó al larguero, pudieron hacer el 2-0. El Athletic necesitaba un cambio, Ziganda metió a Susaeta y a Aduriz para jugar con un 4-2-3-1, pero ya iban en caída. Y el golpe definitivo llegó en el 64' con una acción que tiene patentada el conjunto rojiblanco: recuperación en campo contrario, apertura a banda, Portu desborda, centra y Stuani remata a gol. Los últimos minutos fueron un suplicio para un Athletic sin ideas y que no mereció más.

0 Comentarios

Normas Mostrar