Durant, Klay y Curry destrozan a los Wolves desde el triple: 18/27

WARRIORS 126 - WOLVES 113

Durant, Klay y Curry destrozan a los Wolves desde el triple: 18/27

Durant, Klay y Curry destrozan a los Wolves desde el triple: 18/27

EZRA SHAW

AFP

"El mejor anotador del mundo", dijo Jamal Crawford sobre Durant, que añadió 10 rebotes y 11 asistencias a sus 28 puntos.

La diferencia sigue siendo Durant. Bueno, él y los dos mejores tiradores de la historia de la NBA. El alero empujó a los Timberwolves hacia atrás, anotó cuando le dio la gana y repartió asistencias para que Stephen Curry y Klay Thompson machacaran desde el perímetro. Entre los tres: 78 puntos y un imposible 18/27 desde la línea de tres puntos para el que los visitantes no tuvieron respuesta.

Durant cerró la noche con triple-doble (28+10+11, 6/9 en los triples), multa de 15.000 dólares por sus comentario sobre su última expulsión y el número uno del draft del All Star que horas antes protagonizaron LeBron James y su compañero Stephen Curry. "La vida podría ser mucho peor, ha sido un día divertido", aseguró el 35 de los Warriors (ESPN), que dijo también que se había comportado como una "diva" y un "imbécil" en referencia al tema arbitral (la expulsión vs Knicks).

Los Wolves lo intentaron todo, y ganaron la batalla en la pintura 58-42 con un inmenso Karl-Anthony Towns (31+11+5). Pero sin Jimmy Butler, su segundo All Star, (cuarto partido consecutivo de baja; ya más cerca de regresar según su entrenador) y cambiando canastas de dos por triples con unos Warriors intratables (37 asistencias...), se tuvieron que conformar con una derrota en la Bahía. 

Klay (25) anotó siete de sus nueve intentos desde el triple y Curry (otros 25) acertó en cinco de sus nueve. En total, los Warriors se fueron hasta los 21 aciertos, su mejor marca de la temporada, en solo 37 intentos (¡+57% de acierto!). Solos o defendidos, de cualquier manera.

Ni los 21 de Jamal Crawford desde el banco ni el 17+7 de Teague fueron suficientes en una mala noche de Wiggins (4/18) en la que los campeones anotaron la barbaridad de 45 puntos más desde el triple. Una diferencia imposible. Un nivel imposible.

0 Comentarios

Normas Mostrar